Internacionales

A los actores de esta película nominada al Oscar no les dijeron cómo iba a terminar

(CNN) — Matteo Garrone sabía cómo acabaría su película. Pero el director italiano esperó hasta los últimos momentos del rodaje para revelar el final a los actores protagonistas.

«Io Capitano» narra la historia, similar a la de «La Odisea», de unos adolescentes migrantes que emprenden un peligroso viaje de África a Europa. Ganó el premio al mejor director en el Festival Internacional de Cine de Venecia del año pasado y es una de las cinco películas que compiten por el galardón al mejor largometraje internacional en los premios de la Academia de este año. Recientemente se estrenó en los cines de Estados Unidos, con excelentes críticas y una puntuación del 96% en Rotten Tomatoes.

La película está protagonizada por los actores senegaleses Seydou Sarr y Moustapha Fall, que interpretan los papeles de los primos Seydou y Moussa, que comparten los nombres de pila de los actores pero tienen historias muy diferentes.

«Desde el principio, no sabían si sus personajes tendrían éxito en su viaje o no», dijo Garrone.

Para Sarr, cuya interpretación le valió el premio al mejor actor joven en el festival de Venecia, el planteamiento fue especialmente difícil.

«Todo se hacía sobre la marcha. Llegaba el día, el productor me daba las páginas, el traductor me decía los diálogos… y yo me metía en el personaje enseguida», dijo Sarr en un comunicado de prensa sobre la película. «Fue puramente instintivo».

Eso, dice Garrone, ayudó a que sus interpretaciones parecieran más reales. Y no fue lo único que hizo para garantizar la autenticidad de la película.

io capitano oscar

Los actores senegaleses Seydou Sarr, a la derecha, y Moustapha Fall posan para la cámara cerca de Roma en febrero. (Crédito: Domenico Stinellis/AP)

Garrone espera que la película muestre las injusticias

El título de la película, que se traduce al inglés como «Me Captain» y al español como «Yo Capitán», es una referencia a los migrantes que son obligados a convertirse en capitanes de barcos que cruzan el mar. No era una experiencia que Garrone hubiera vivido personalmente, pero escuchar relatos históricos cautivó su imaginación, como la historia de un chico de 15 años de África Occidental que logró navegar un barco lleno de 250 personas a través del Mediterráneo hasta un lugar seguro en Italia en 2014 a pesar de no tener experiencia marítima.

Para Garrone, el acto fue tan heroico como una misión en una epopeya antigua, pero no es así como él vio retratadas las historias. Por ejemplo, el adolescente que consiguió navegar el barco fue encarcelado durante seis meses.

«A veces es más fácil encarcelar a gente que no tiene voz», dijo Garrone al periodista Hari Sreenivasan en el programa Amanpour de CNN a principios de 2024. «Es una injusticia, y esperamos que la película muestre estas injusticias a todo el mundo y las cosas cambien».

Como solo conocía la experiencia de los migrantes desde la perspectiva italiana, Garrone sabía que necesitaría la ayuda de otros para contar la historia.

El director Matteo Garrone posa para un retrato durante el almuerzo de nominados de la edición 96 de los Oscar, en febrero. (Crédito: Chris Pizzello/Invision/AP)

Migrantes que sobrevivieron a viajes similares fueron extras en la película

La mayor parte de los diálogos de la película están en wolof, lengua que Garrone no habla.

«Esa fue la razón por la que decidí inmediatamente que la única manera de hacer la película era juntos», dijo Garrone a Amanpour, al describir al equipo que reunió.

El director dice que se vio a sí mismo como un intermediario, que conecta al público con los migrantes y sus experiencias. Para ello, entrevistó a migrantes e investigó sus historias mientras desarrollaba el guión de la película, y también contó con migrantes como asesores durante el rodaje.

«Todos los extras de la película eran sobrevivientes reales, migrantes reales que ya habían hecho ese viaje. Así que pudieron ayudarme a recrear la autenticidad de este viaje, los detalles», dice Garrone. «Y sí, hicimos esta película todos juntos».

Hacerlo bien no solo era importante para hacer una película fiel a la realidad, dice Garrone. Una estadística asombrosa que encontró en su investigación nunca estuvo lejos de su mente: desde 2014, las autoridades estiman que más de 25.000 inmigrantes han muerto intentando cruzar el Mediterráneo.

«Queríamos ser auténticos por respeto a las personas que hicieron este viaje», dice Garrone, «por respeto a las personas que murieron en este viaje».

Una fantástica escena de «Io Capitano» muestra al protagonista de la película (interpretado por Sarr) ayudando a una mujer a cruzar el desierto. (Crédito: Greta De Lazzaris/Pathé)

Cómo la experiencia de un hombre ayudó a dar forma a la película

Para Mamadou Kouassi, las hazañas que se describen en la película no son solo los giros argumentales de una película.

Son ecos de sus propias experiencias.

Kouassi asesoró el guión de la película y se reunió varias veces con Garrone y sus coguionistas. Se fue de Costa de Marfil a Europa en 2006. Dice que vio a gente abandonada en el desierto, que lo separaron de su primo y que más tarde fue detenido en Libia, hechos que se describen en la película.

«Me puse a llorar durante la película», contó Kouassi a CNN el año pasado, un día después de su estreno. «Esta película me hace revivir mi vida de hace 15 años. Es una emoción que había olvidado».

Mamadou Kouassi compartió su propia experiencia migratoria como asesor de guión de «Io Capitano». Kouassi viajó de su natal Costa de Marfil a Italia en 2006. (Crédito: Domenico Stinellis/AP)

Garrone dice que la trama de la película es una amalgama de historias de múltiples migrantes. Pero la de Kouassi fue especialmente útil.

«La historia de Mamadou fue lo más valioso para mí, porque su relato reveló aspectos que realmente me sorprendieron y que había ignorado por completo», dijo el director a CNN el año pasado. «Son detalles muy humanos e íntimos que están en la base de la decisión de abandonar su país».

Kouassi explicó a Amanpour que es una elección que muchos migrantes siguen haciendo, a pesar de oír hablar de los peligros que les aguardan, porque están decididos a hacer realidad sus sueños.

«Decidimos cruzar el desierto a cualquier precio. Esta es la realidad», afirma.

Una realidad que espera que mucha más gente comprenda gracias a la atención al detalle de Garrone y a su empeño en contar la historia desde el punto de vista de los migrantes.

«Matteo no omitió nada», dijo Kouassi a CNN el año pasado. «Explicó -expuso- la realidad y la verdad».

Y al igual que sus protagonistas, el público de la película tendrá que esperar hasta el final para saber qué ocurre.

Thomas Page, de CNN, contribuyó a este reporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *