Inglaterra levanta todas sus restricciones impuestas por la pandemia

Gran Bretaña levantó el jueves todas las restricciones ordenadas por el coronavirus, incluyendo el requerimiento legal de que la personas que dan positivo de COVID-19 se aíslen en sus casas.

Las autoridades dijeron que aquellos que den positivo del virus aún recibirán la recomendación de quedarse en casa por al menos cinco días. Pero a partir del jueves no están obligados legalmente a hacerlo y las personas con bajos ingresos no recibirán más ayuda financiera adicional para compensar por la pérdida de ingresos debido al aislamiento. El rastreo rutinario de contactos de las personas infectadas será suspendido.

El primer ministro Boris Johnson anuncio el lunes la estrategia de su gobierno conservador para “vivir con el COVID” a largo plazo. Dijo que Gran Bretaña pasa de “restricciones legales a responsabilidad personal” y que el fin de todas las medidas nacionales marcaba el final de dos de los años más oscuros en la historia del país en tiempo de paz.

La estrategia incluye planes para reducir el acceso a las pruebas gratis de coronavirus a partir del 1 de abril.

Inglaterra ya había suspendido la mayoría de sus restricciones en enero, luego que las tasas de infección y hospitalizaciones cayeron tras un aumento en diciembre. Las mascarillas no son requeridas más en ninguna parte y los pasaportes de vacuna para ingresar a clubes nocturnos y otras instalaciones fueron eliminados.

Escocia, Gales e Irlanda del Norte, que fijan sus propias reglas de salud pública, han levantado también las restricciones, aunque a ritmos diferentes.

Otros países europeos, incluyendo Dinamarca y Suecia, también levantaron recientemente sus restricciones por la pandemia.

Algunos cuestionan si no es demasiado temprano para poner fin a todas las restricciones, especialmente las leyes de aislamiento. La Asociación Médica de Gran Bretaña le advirtió a Johnson que su estrategia no protege a las personas más vulnerables y a aquellas con mayor riesgo de enfermedad por el coronavirus.