Imponen un año de prisión preventiva a acusada de estafa al programa “Quédate en Casa”

La jueza de la Oficina de Servicios de Atención Permanente del distrito judicial de la provincia Barahona impuso un año de prisión preventiva, como medida de coerción a Risell Yadilenny Pineda Cedano, acusada de coordinar la operación para la estafa al programa Quédate en Casa, desde los colmados El Buen Pastor y La Gran Parada, en Polo, de esa provincia.

La jueza María Consuelo Valenzuela impuso la medida de coerción a cumplir en la cárcel para mujeres del municipio de Baní, en la provincia Peravia. La jueza también declaró el caso complejo, para continuar con las investigaciones de la estafa, que hasta el momento se cuantifica en RD$294 millones.

De acuerdo al expediente, contrataba “vendedores” y los ponía a negociar con los colmados y almacenes con los datos robados a los beneficiados con el plan de ayuda.

Pineda Cedano fue apresada por agentes de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) en el Aeropuerto el Aeropuerto Internacional las Américas Dr. José Francisco Peña Gómez cuando trató de fugarse del país.

Las investigaciones que realizan la Procuraduría General de la República y el Departamento de Investigaciones de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología de la Policía Nacional (Dicat), la señalan como la “hacker cabecilla” de la defraudación en la región Sur del país.

Pineda trató de abordar un vuelo con destino a Nueva Jersey, en los Estados Unidos, a pesar de que en su contra había una orden de detención, por no haber comparecido a las citaciones que le hizo el Ministerio Público, como parte de las investigaciones sobre la estafa.