Hugo Álvarez: “Salgo de la Cámara de Cuentas con la satisfacción del deber cumplido”

El hasta hoy presidente de la Cámara de Cuentas, Hugo Álvarez, manifestó este miércoles que sale de ese organismo “con la satisfacción del deber cumplido”, y destacó que no pudo lograr todos los objetivos que se trazó durante el tiempo que estuvo en la entidad.

“No logré los objetivos que me había trazado al llegar a la institución por una serie de escollos que no llega al caso ahora mencionarlos, pero a los nuevos miembros les deseo mucha suerte y que se basen en los principios que rigen la administración pública que están contenidas en la Constitución”, expresó Álvarez.

Señaló que hasta el momento sólo conoce a uno de los miembros elegidos que es Mario Arturo Fernández Burgos, el cual catalogó como una persona “trabajadora, capacitada y seria”.

Destacó que el hecho de que sus sucesores no estén ligados a ninguna corriente política ni empresarial les dará más libertad de movimiento para ejercer sus funciones.

Álvarez recomendó a los colaboradores de la institución a que le brinden su apoyo a los nuevos miembros de la Cámara de Cuentas para que realicen el trabajo debido.

Dijo que la Cámara de Cuentas es una institución de gran trascendencia para el país y para el combate de la corrupción, y que en un organismo colegial, el voto del presidente es igual al de los otros miembros del pleno, y que debido a que las decisiones se toman por mayoría, en diversas ocasiones no llegaron a coincidir en todos los aspectos.

“Hay intereses foráneos que inciden en el desenvolvimiento de una institución como esta (Cámara de Cuentas), esos intereses a veces están muy por encima inclusive de la voluntad de sus miembros”, dijo Álvarez.

Recordó que en una ocasión les exhortó a los legisladores que “por el bien del país no designaran personas con vínculos políticos y empresariales”.

El actual presidente de la Cámara de Cuentas dijo que nunca llegó a renunciar a su cargo por los intereses foráneos de índole político y empresarial, debido “que no quería caer en malquerencias”, y que nunca llegó a realizar una denuncia debido a que como institución colegiada el presidente del mismo no puede estar haciendo denuncias en contra de su propio organismo.

Al ser cuestionado sobre “las presiones que recibía de intereses foráneos” y que nunca denunció, Álvarez, expresó que no ganaba nada denunciando.

“¿Qué ganaba yo con denunciar?, cuántas denuncias yo no hice y no me hicieron caso”, señaló.

Sobre la investigación que continua en contra de su gestión, Álvarez señaló que existe la presunción de inocencia y que hasta el momento el Ministerio Público no ha presentado ninguna prueba con respecto a eso.

La nueva Cámara de Cuentas será juramentada este jueves 15 en el Congreso Nacional.