Hayden Christensen, el joven Anakin Skywalker

Hace 20 años fue elegido entre cientos de candidatos para dar vida a Anakin Skywalker, el jedi que sucumbió al lado oscuro y se convirtió en Darth Vader. Hayden Christensen tenía 19 cuando George Lucas le dio el papel que lo condujo la fama, fama de la que huyó algunos años después.

El actor canadiense cumple 40 años manteniendo el perfil discreto en el que se ha movido los últimos años y volverá al universo “Star Wars” de mano de una nueva serie de Disney + centrada en Obi-Wan Kenobi.

Hayden Christensen nació el 19 de abril de 1981 en Vancouver, Canadá, aunque se crio en Markham, Ontario, según su ficha de IMDb, junto a sus padres y tres hermanos.

Elegido para “Star Wars” con solo 19 años

Comenzó a actuar siendo niño e hizo sus primeras apariciones en publicidad y series televisivas, que dieron paso a películas. Entre los títulos de esta época están “Family Passions”, de 1993, “In the mouth of Madness”, de 1994, “Goosebumps”, de 1997; “The virgin suicides” en 1999, opera prima de Sofia Coppola; y “Higher Ground”.

Casi un mes después de haber cumplido los 19 años, Lucasfilm confirmó que Christensen iba a dar vida a Anakin Skywalker en las tres nuevas entregas de “Star Wars2, que contarían su historia hasta convertirse en Darth Vader.

“Es petrificante, especialmente viniendo de la posición en la que estaba antes de “Star Wars”. Será un cambio y lidias con ello según viene y solo esperas poder sobrellevarlo”, declaró Christensen entonces, según publicó The Guardian.

Antes de que el mundo pudiera verlo con el uniforme de jedi, el actor interpretó a un adolescente incomprendido y problemático en “Life as a house”, estrenada en 2001. Su trabajo fue reconocido con una nominación al Globo de Oro y Christensen comenzó a parpadear en el radar de quienes buscaban una próxima promesa de Hollywood.

En 2002 se estrenó “Star Wars: Episode II – Attack of the clones”, con Christensen como el joven Anakin. Tres años después, la trilogía que contaba lo sucedido antes de la original se cerró con “Star Wars: Episode III – Revenge of the Sith”. En esta última entrega, se completaba el camino de Skywalker hacia el lado oscuro y su renacer como Darth Vader.

Una saga tan famosa y lucrativa como la de “Star Wars” tiene la capacidad de cambiar la vida de los que participan en ella. Sin embargo, esto no siempre es sinónimo de una carrera de éxito posterior.

Algunos críticos y fans se cebaron con la interpretación de Christensen en las dos cintas, a la que concedieron sendos premios Golden Raspberry, coloquialmente conocidos como Razzies, al peor actor de reparto.

En 2003 interpretó al periodista Stephen Glass, cuya carrera terminó al descubrirse que había inventado historias, fuentes y testimonios, en “Shattered Glass”. En 2006, ya con la espada láser en el armario, rodó otras películas como “Awake”, en 2007; “Jumper”, en 2008; “Takers”, en 2010; “American Heist”, en 2014; “First Kill”, en 2017 o “The last man”, en 2019.

Se hizo granjero

“Supongo que sentí que tuve algo maravilloso en ‘Star Wars’ que me brindó todas esas oportunidades y que me dio una carrera, pero sentí como que me lo habían puesto un poco demasiado en bandeja”, contó el actor en 2015, según Los Angeles Times. “No quería pasar por la vida sintiendo que solo estaba montando una ola”, añadía.

Tal vez por eso quiso poner distancia con Hollywood, compró una granja a las afueras de Toronto y comenzó a aprender a ser ganadero. “Es todo nuevo para mí, pero con el tiempo me gustaría que fuera una granja en pleno funcionamiento con ganado y diferentes cultivos”, dijo el actor al Toronto Star en 2008.

El actor comentó en la entrevista con Los Angeles Times en 2015 que era consciente de que mantener un perfil bajo y no estar en la vorágine de la meca del cine podía afectar a su carrera.

“Pero no sé, de una manera rara, algo destructiva, había algo atrayente en eso. Había algo en mi cabeza que decía: ‘si este tiempo fuera va a dañar mi carrera, que así sea. Si puedo volver después y abrirme el camino de regreso, entonces tal vez sienta como que me lo he ganado”, sentenció.

En 2017, el actor estuvo presente en la celebración del cuadragésimo aniversario de la primera película de la saga “Star Wars: Episode IV – A new hope” y recibió un sonoro aplauso del público que asistía al panel cuando subió al escenario junto a Ian McDiarmid, intérprete de Darth Sidious.

“¡Te quiero, Hayden!”, gritó una fan. Algunas críticas y recelos, con el paso de tiempo y las nuevas generaciones, parecían haber quedado atrás.

Disney + ha asfaltado el camino de vuelta del actor con el anuncio de que Christensen volverá al universo “Star Wars” en la serie que prepara sobre Obi-Wan Kenobi y en la que también estará Ewan McGregor.

En lo relativo a su vida personal, Christensen ha estado casado con la también actriz Rachel Bilson. Ambos se conocieron en el rodaje de “Jumper” en 2007 y estuvieron juntos, con una ruptura temporal entremedias, hasta 2017. En 2014 dieron la bienvenida a su única hija.