Hay 151 dominicanos en roster de 40 a la espera de fin del paro en MLB

En condiciones normales, el seguidor dominicano de béisbol estaría terminando de digerir la derrota de los Gigantes en la Serie del Caribe ante un equipo de escasa alcurnia como los Caimanes de Barranquilla con la apertura de los campamentos para lanzadores y receptores en Arizona y Florida. Y discotecas estarían promoviendo fiestas para despedir a los peloteros en sus últimos días antes de empacar.

Pero no, en Estados Unidos las señales no son tan halagüeñas como para pensar que esta semana habrá un acuerdo que permita la apertura de los complejos para el lunes, como estaba programado y arrancar la pretemporada el día 26.

Tras los jugadores rechazar el mediador federal que pidió la MLB la semana pasada ayer se sumó el secretario de Trabajo, Marty Walsh, ofreciendo su asistencia en el desentendimiento que tiene paralizada una industria de US$10,000 millones.

Pero si de la reunión que sostendrán entre este martes y miércoles los dueños de equipos en Orlando sale una propuesta que convenza a los jugadores de deponer las armas hay un importante pelotón dominicano que está autorizado a reportarse de inmediato.

Yanquis a la cabeza

Cuando expiró el pacto laboral 2016-2021 el pasado dos de diciembre habían colgado en los rosters de 40 hombres un total de 151 quisqueyanos.

Hace un año, cuando se abrieron los campamentos, eran 169 los criollos que aterrizaban en los calurosos complejos para comenzar la preparación de cara a un curso donde jugaron 179 a lo largo de la campaña. También habían 57 invitados fuera de roster, pero esta vez más de dos meses de parálisis ha limitado las firmas a contratos de ligas menores a esos jugadores con el potencial de pelear un puesto en las ligas del Cactus y Toronja.

Los Yanquis tienen la matrícula dominicana más numerosa lista para llamarla tan pronto como haya humo blanco entre dueños y obreros. Para la convocatoria newyorkina al Legend Field en Tampa figuran los lanzadores Luis Severino, Domingo Germán, Luis Gil, Deivi García, Albert Abreu, Joely Rodríguez y Wandy Peralta, además del receptor Gary Sánchez y en infielder Miguel Andújar.

Los Cerveceros, Marlins y Astros tienen ocho criollos en sus nóminas, Rangers y Tigers siete, en tanto que Rockies, White Sox, Mets, Nacionales y Cardenales ocuparon seis plazas, cada uno, con duartianos.

Es el de los Dodgers el club con la menor cantidad. Solo el infielder Eddys Leonard estaba en los planes del conjunto angelino cuando todo se paralizó.

Entre las novedades aparecen la primera inclusión en roster de 40 para el jardinero Jhailyn Ortiz con los Filis. La novena de Filadelfia pagó en 2015 un bono de US$4 millones por este nativo de Jarabacoa, una cifra superior a la que consiguieron jugadores hoy establecidos como estrella en la MLB como Vladimir Guerrero Jr. (US$3,9 MM), Juan Soto (US$1,5 MM) y Fernando Tatis Jr. (US$800 mil).

Los Mets incluyeron en su lista al torpedero Ronny Mauricio, un año antes de que se cumpliera la fecha donde tendrían que protegerlo para evitar perderlo en el sorteo de Regla 5. Al petromacorisano los de Queens dieron un bono de US$2,1 millones en 2017 e hizo su debut profesional un año más tarde.Con Francisco Lindor sembrado en la posición y contrato hasta 2031, las opciones de Mauricio pasan por moverse.