Gobierno acude en auxilio de familia de una mujer que falleció junto a su hija y una nieta en Baní

El Gobierno acudió hoy en auxilio de la familia que ayer perdió tres de sus miembros en el barrio Villa Carmen, de Baní al quedar sepultados por el desplome de una pared encima de una vivienda de madera.

La vicepresidenta Raquel Peña, el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, el ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención y la gobernadora Angela Yadira Báez dieron el pésame a los familiares de las fallecidas Verónica Carmona, de 49 años, Rubianny Melo, de 2 años y Estephany Carmona, de 28, que quedaron sepultada cuando se desplomó una pared de una ferretería donde se depositaba arena y otros materiales de construcción.

A nombre del presidente Luis Abinader, la vicepresidenta y los funcionarios acordaron ofrecer ayuda a Santo Felipe Romero, esposo de la señora Verónica Carmona, así como a los demás parientes de las fallecidas.

Parte de la ayuda es la construcción de una nueva vivienda en un lugar seguro, cuya construcción estará a cargo del Instituto Nacional de la Vivienda (Invi).

La vicepresidenta Raquel Peña, al lamentar la tragedia, dijo que para el Gobierno es muy doloroso que se hayan perdido esas vidas y que se solidarizan con los familiares de los fallecidos.

“Venimos a dar ese abrazo de aliento a los familiares, ayudarlos a resolver la situación física como quedaron esas casas, pero sobretodo donde ellos puedan rápidamente mudarse para que sigan hacia adelante, todavía al señor les quedan cuatro hijos más por los que tenemos que velar para que sigan asistiendo a la escuela. Muy lamentable, pero aquí estamos para acompañarles”, dijo la vicepresidenta.

La tragedia ocurrió el sábado al mediodía y desde entonces se busca el cuerpo de la señora Verónica Carmona que permanece sepultado bajos los escombros.

Unidades de la Defensa Civil, Cruz Roja, 911, la Policía, la Alcaldía y la gobernación trabajan para rescatar el cadáver.