Gabriel Soto gana demanda a TV Notas por foto con Marjorie de Sousa, y revelamos cuánto le debe pagar la revista

A cuatro años de que Gabriel Soto interpusiera una demanda contra una publicación hecha por una revista, el actor de Televisa ganó la lucha legal de más de 10 millones de pesos.

Según pública el medio internacional “El Farandi”, fue en el mes de marzo del 2016 cuando la portada del medio mostró imágenes del actor cargando a Marjorie de Sousa cuando él aún estaba casado con Geraldine Bazán. (Foto aquí)

Tras el escándalo que se originó por las fotografías, Gabriel interpuso un proceso legal por daño moral, mismo que a lo largo de estos años siguió su curso hasta llegar al veredicto final de los magistrados, quienes fallaron a favor del artista de manera unánime.

«Resulta que durante esos años la demanda ha procedido, él demanda por daño moral. En febrero, tenía que salir ya una resolución. Anteriormente había salido el fallo a favor de Gabriel Soto y entonces TV Notas apeló, que de hecho la apelación consiste en 204 páginas en contra de la solución que habían dado los magistrados respecto a este caso», así lo informó Jorge Carbajal en su canal de YouTube Productora 69.

Al respecto de la compensación que Soto exigió en este proceso legal, Carbajal detalló: «al día de hoy, Notmusa dice que su tiraje es de 680 mil ejemplares semanales, solamente del impreso. Gabriel pidió el 40 por ciento de lo que vale cada revista, cada una vale 39 pesos; por lo que el total que recibiría el actor será un aproximado de poco más de 10 millones de pesos, tan sólo en impreso. Falta lo digital. También la publicidad».

Para obtener el fallo a su favor, el actor manifestó que la revista de espectáculos utilizó su imagen, rostro y retrato sin consentimiento con fines comerciales.

Por si esto fuera poco, como se recordará, Soto también tuvo problemas con Bazán, pues se dijo que el bebé que Marjorie de Sousa esperaba en ese entonces, era de Soto y no de Julián Gil. Especulación que tomó fuerza e incluso la actriz tuvo que someter a su bebé a una prueba de ADN para poner fin a este dicho.