Fundación Justicia y Transparencia plantea realizar un referéndum para decidir sobre tres causales

El presidente de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT) depositó este lunes un proyecto de ley en la Cámara de Diputados con el objetivo de que sea el pueblo el que decida sobre las tres causales que permitirían despenalizar el aborto.

Trajano Vidal Potentini precisó que esa sería una salida democrática para que se exprese la mayoría del pueblo en un tema que tiene dividida a la sociedad dominicana.

Resaltó que el Código Penal no «es sólo el aborto» debido a que abarca la libertad de expresión, el feminicidio, los delitos de alta tecnología, sicariato y un sinnúmero de infracciones y penalidades que no existen actualmente.

Respecto al tema, destacó: «No podemos por más de 20 años tener estancada la aprobación de ese Código (Penal)».

La iniciativa legislativa que presentó establece que se apruebe una ley especial transitoria para realizar un referéndum consultivo acorde con el artículo 210 de la Constitución.

A través de esa consulta la sociedad podría decidir la aprobación o no de las tres causales para permitir interrumpir el embarazo cuando se haya producido violación, incesto o cuando se encuentre en peligro la vida de la madre.

También, cuando existan deformaciones del embrión incompatibles con la vida, clínicamente comprobada.

De ser aprobada, con la propuesta se aprobaría si estarán sujetos de pena o no.

La Junta Central Electoral (JCE) sería el órgano competente para organizar y desarrollar la consulta ante la falta de una ley especial que establezca el procedimiento del referéndum.

La propuesta establece que el órgano electoral luego de la promulgada la ley dispondría de un plazo no mayor de cuatro meses para organizar y realizar el referéndum, disponiendo de un plazo mínimo de dos meses, para que los grupos interesados y afines con alguna de las posiciones puedan realizar proselitismo y campañas de rigor.

De esa forma, podrían motivar la participación en la consulta y ganar adeptos a su causa.

Validez

El proyecto de ley presentado establece en el artículo4 que para validar el referendo tendrán que concurrir por lo menos el 30 por ciento de los electores inscritos en el padrón electoral de la JCE.

La decisión será tomada con la mitad más uno de los votos válidos emitidos, es decir, el 50 por ciento más un voto a favor.

El párrafo I consigna que en el caso de que el referendo no alcance el quórum previsto para su validez se declarará nulo y la JCE remitirá al Congreso Nacional la resolución de nulidad para que el Poder Legislativo renueve o deje sin efecto la realización de otro referendo.

La boleta a utilizar será diseñada por la JCE y tendrá solo dos renglones, los cuales deberían ser contestados con un sí o un no.

En tanto, en el caso de obtener un resultado válido, en cualquiera de las direcciones planteadas, la iniciativa propone que la JCE lo comunique, a través de una resolución oficial, al Congreso Nacional y a los demás poderes, incluyendo a las altas cortes.