EU: Sigue batalla en el Congreso, sin ‘ola roja’ republicana a la vista

WASHINGTON.- Aunque este miércoles 9 de noviembre sigue por definirse la composición final del Congreso de Estados Unidos tras las elecciones de medio término, los votos confirmados demuestran que la esperada “ola roja” del partido republicano que buscaba arrasar en el Legislativo no ha ocurrido y los demócratas desafían las encuestas que apuntaban a un fracaso de amplio margen.

El resultado de la batalla por el control del Congreso de Estados Unidos sigue siendo incierto. Sin embargo, la hipótesis de un » ola roja» que aseguraría a los republicanos una amplia mayoría en ambas cámaras está retrocediendo con el conteo de los votos.

En la Cámara de Representantes, los republicanos obtienen hasta el momento 198 escaños, frente a 173 de los demócratas.

Todavía faltan otros 64 lugares por definirse, ya que cada dos años esta cámara renueva la totalidad de sus miembros: 435.

Se requiere de un total de 218 legisladores para que un partido obtenga la mayoría en la Cámara Baja.

En cuanto al Senado, el conteo confirma 48 escaños para el Partido Demócrata, frente a 47 del Partido Republicano.

La Cámara Alta tiene un total de 100 puestos, pero en las elecciones de medio término solo renueva 35 lugares, ya que a diferencia de los representantes los senadores son elegidos para un período de seis años.

Es necesario que un movimiento político obtenga al menos 51 escaños para que ostente la mayoría en este cuerpo legislativo.

Puede pasar un tiempo hasta que se defina qué partido ganará el control de la Cámara y el Senado. Pero hasta ahora, el examen parcial del 8 de noviembre ha estado lleno de sorpresas.

Los miembros del partido del presidente Joe Biden han mostrado fortaleza en contiendas clave, desafiando lo que en general se esperaba que fuera una barrida republicana, según las encuestas, en medio de la alta inflación y el bajo índice de aprobación con que el mandatario llegó a esta contienda.

Un reciente triunfo emblemático para el bando del mandatario es el del escaño de senador por Pensilvania, el cual ganó John Fetterman contra el republicano Mehmet Oz, un médico que se hizo famoso en programas de televisión, lo que fortalece las posibilidades de la bancada azul de inclinar la balanza a su favor en la Cámara Alta.

El ambiente en la Casa Blanca mejoró con el paso de las horas, con asesores que parecían nerviosos al comienzo de la noche y luego se mostraban más sonrientes y evocaban resultados iniciales mejores de lo esperado. El propio Joe Biden publicó una foto en Twitter que lo mostraba felicitando por teléfono a algunos funcionarios recién elegidos.

No obstante, los republicanos podrían recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes. Ese escenario les permitiría bloquear ciertos proyectos de la Administración Biden durante los próximos dos años, como el presupuesto nacional, políticas sobre el aborto y el cambio climático, antes de las próximas elecciones presidenciales, en 2024.

La contienda en las gobernaciones

En la disputa de gobernadores, donde hay 36 estados en juego, el comienzo fue prometedor para los republicanos, quienes se adjudicaron 11 de las primeras 17 jurisdicciones que tuvieron definición.

No obstante, dos de los cinco estados que obtuvieron los demócratas fueron ‘recuperados’ tras largos ciclos republicanos gracias a los triunfos de Wes Moore (Maryand) y Maura Healey (Massachussets). En tanto que Dan McKee (Rhode Island), Jared Polis (Colorado) y J.B. Pritzker (Illinois) consiguieron la reelección.

La mayoría de los territorios republicanos estuvieron lejos de cambiar de mando. Encabezados por Ron DeSantis (Florida) y Chris Sununu (cuarta vez en New Hampshire), también extendieron su dominio en Carolina del Sur, Alabama, Tennessee, Iowa, Oklahoma, Vermont, Wyoming y Arkansas, donde fue electa la ex secretaria de prensa de la Casa Blanca en la era de Donald Trump, Sarah Sanders.

Las principales figuras de ambas bancadas; el actual presidente demócrata Joe Biden y el exmandatario republicano Donald Trump se dirigieron a sus simpatizantes y representantes de sus partidos.

Biden envió varios mensajes por las redes sociales exhortando a los ciudadanos a votar, también se comunicó con varios líderes demócratas y con la presidenta de la Cámara de Representantes. Sin embargo no habló frente a frente a las cámaras y estuvo casi todo el día en la Casa Blanca, según señaló AP.

Por su parte, Trump apareció en la noche y celebró el panorama que mostraban los primeros resultados. Y el magnate aseguró que todavía mucho está en juego.

Aunque la balanza se inclina hasta el momento hacia el bando republicano, queda por ver qué eligieron los estadounidenses en la costa oeste del país, fundamental para las elecciones y donde los demócratas tienen una fuerte influencia.

Una primera jornada celebrada en relativa calma y resultados que pueden tardar días

La jornada electoral se vivió con relativa calma. Se presentaron algunos incidentes aislados, como el de un hombre que entró a un centro electoral con un cuchillo, amenazando a los funcionarios y pidiendo que finalizaran las elecciones. El hombre fue detenido por la Policía.

Más de 46 millones de estadounidenses votaron anticipadamente en las elecciones intermedias, por correo o en persona. Y en las urnas los estadounidenses imprimieron su opinión acerca de temas como la inflación, que según varios sondeos fue el asunto fundamental por el cual los ciudadanos guiaron sus votos.

Otros temas de los que se había hablado durante campaña también jugaron un rol clave en la decisión de los estadounidenses. El aborto, según la encuesta de ‘Edison Research’ ocupaba el segundo lugar como problemática presente en los comicios. También mostraban que al menos uno de cada diez votantes se interesó principalmente por la inmigración.

Por el momento, los resultados siguen siendo abiertos y tal como lo habían advertido los organismos encargados de la realización de los comicios podrían tardar en completarse. Se prevé que incluso el conteo de votos se prolongue varios días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *