Estados Unidos ordena la salida de Birmania de diplomáticos no esenciales

Estados Unidos decretó este martes la salida de Birmania de sus diplomáticos no esenciales, debido a la represión tras el golpe de Estado que en febrero derrocó al gobierno de Aung San Suu Kyi.

“El Departamento actualizó el estatuto y ordenó la salida”, indicó en un comunicado la diplomacia de Estados Unidos, que tras el golpe del 1 de febrero permitió el 14 de febrero la partida voluntaria de personal no indispensable.

Un portavoz del Departamento justificó esta decisión afirmando que “la seguridad del personal gubernamental y la de las personas a su cargo y la de los ciudadanos estadounidenses es la mayor prioridad”.

“La embajada de Estados Unidos en Birmania va a seguir abierta al público y va a seguir ofreciendo servicios consulares limitados”, indicó el funcionario.

Desde el golpe de Estado, los militares que tomaron el poder lanzaron una represión de las protestas que según una organización de asistencia para los prisioneros políticos ha dejado cerca de 521 civiles muertos.

Este martes el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, denunció la situación en Birmania durante la presentación del informe anual sobre los derechos humanos en el mundo que realiza su departamento.

Blinken señaló que manifestantes pacíficos han sido asesinados, golpeados y arrestado en el país.

En los últimos días Estados Unidos y el Reino Unido anunciaron una nueva salva de sanciones contra la junta militar que está en el poder en el país asiático.