España empata, Alemania e Inglaterra golean e Italia cumple

La selección española, campeona del mundo en el año 2010, arrancó su andadura hacia el Mundial de Catar 2022 con un inesperado empate (1-1) en casa ante Grecia, en una jornada inaugural de la fase de clasificación europea, en la que Alemania, Italia e Inglaterra saldaron sus encuentros con victorias.

Triunfos solventes, como en el caso de Italia, que se impuso por 2-0 a Irlanda del Norte, cuando no contundentes, como en los de Alemania, que derrotó por 3-0 a Islandia, o Inglaterra, que goleó por 5-0 a la débil San Marino.

Pese a repetir, con la excepción de los lesionados Pau Torres y Sergi Roberto, el mismo once que goleó el pasado mes de noviembre por 6-0 a Alemania en la Liga de Naciones, el conjunto español no alcanzó el nivel de excelencia que mostró ante los germanos.

Y es que a España le costó encontrar el más mínimo resquicio en la tupida defensa del conjunto heleno, que saltó al terreno de juego con el único objetivo de tratar de mantener su portería a cero.

Un objetivo que se encargó de frustrar el delantero Álvaro Morata, que no desaprovechó la única clara ocasión de gol que dispusieron los de Luis Enrique en la primera mitad para firmar el 1-0 a los 33 minutos.

Sin embargo, cuando todo parecía encaminado para el conjunto español, Grecia en su única aproximación al área rival en todo el encuentro igualó la contienda (1-1) a los 57 minutos al transformar Anastasios Bakasetas un discutido penalti cometido por Iñigo Martínez.

Un contratiempo del que España, en la que debutaron este jueves los jovencísimos Pedri y Bryan Gil, no logró reponerse, pese a buscar con insistencia hasta el final la portería del conjunto griego, que celebró como una victoria el 1-1 final.

Empate que situó al equipo español con dos puntos menos en la clasificación del grupo B que Suecia, que se impuso por 1-0 a Georgia en el retorno, cinco años después, de Zlatan Ibrahimovic a la selección escandinava.

No marcó del delantero del Milan, pero “Ibra” tuvo un papel decisivo en el triunfo del equipo sueco, al asistir a Viktor Claesson a los 35 minutos para que el centrocampista del Krasnodar ruso firmase el definitivo 1-0.

Mucho más efectiva se mostró la selección de Alemania, que se impuso por 3-0 a Islandia, en un encuentro que los de Joachim Low dejaron resuelto en apenas siete minutos, gracias a los tantos de Leon Goretzka y Kai Havertz.

Dos tantos que surgieron de las botas del centrocampista Joshua Kimmich, el mejor sobre el terreno de juego, que ofreció toda una lección sobre dirección de juego.

Una sobresaliente actuación a la que sólo le faltó el gol, que el jugador del Bayern de Múnich buscó en mas de una ocasión con sus lanzamientos, aunque sin el acierto que sí mostro Ilkay Gundogan, que firmó el definitivo 3-0 para los germanos con un remate desde fuera del área.

Claro resultado que permitió a Alemania situarse como primer líder del grupo J por delante de Rumanía, que se impuso por 3-2 a Macedonia del Norte, gracias a un gol de Iianis Hagi, hijo del exjugador del Barcelona y Real Madrid, a cuatro minutos para el final, en un choque en el que los rumanos se dejaron escapar una ventaja de 2-0.

Tampoco falló Inglaterra que cumplió con el guión y goleó por 5-0 a la débil San Marino, en un encuentro en el que brilló el delantero del Everton Dominic Calvert-Lewin, que firmó dos de los cinco tantos de los de Gareth Southgate.

El seleccionador inglés no desaprovechó la sideral distancia que separa a ambos conjuntos para hacer debutar a jugadores como James Ward-Prowse u Ollie Watkins, que respondieron a la confianza del técnico anotando cada uno un gol.

Contundente marcador que situó a Inglaterra como líder del grupo J por delante de Polonia, que rescató con un gol, como no, de Robert Lewandowski a siete para la conclusión un empate (3-3) en Hungría, en un choque en el que los magiares llegaron a contar con una renta de hasta dos goles (2-0).

Mucho más plácida fue el estreno en la fase de clasificación para Italia que sumó una solvente victoria (2-0) sobre Irlanda del Norte, en un partido que los de Roberto Mancini sacaron el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo, gracias a los goles en la primera mitad de Domenico Berardi y Ciro Immobile.

Una victoria que pudo impedir que Suiza se colocase como el primer líder del grupo C, tras vencer por 1-3 a Bulgaria en Sofía, en un encuentro que los helvéticos dejaron encarrilado en el primer cuarto de hora de juego con los tantos de Breel Embolo, Haris Seferovic y Steven Zuber.

Primer puesto que ocupará en el grupo F la selección de Dinamarca, tras vencer por 0-2 a Israel, en un partido en el que el barcelonista Martin Braithwaite se encargó de abrir la cuenta para los nórdicos con un gol a los 13 minutos de juego.

Un triunfo que no pudo emular Austria, que pese a adelantarse hasta en dos ocasiones por medio del delanteron Sasa Kalajdzic, autor de un doblete, no pudo pasar del empate (2-2) en su visita a Escocia.