El tiempo corre en contra de intervención del Quisqueya

Casi dos meses después de que DL diera a conocer el plan que evalúa el Gobierno para remodelar el estadio Quisqueya al punto de que “transforme la experiencia del fanático”, el proyecto solo es un archivo de AutoCAD, el programa informático que utilizan los ingenieros y arquitectos para diseñar planos y presentarlos al público.

Ya lo advirtió el mes pasado Miguel Guerra, ideólogo hace un lustro del proyecto que se evalúa; mayo es la fecha límite para intervenir el play de forma tal que esté listo para cuando se inicie el torneo en octubre.

Garibaldi Bautista, el ingeniero que en 2016 hizo la adecuación para la Serie del Caribe de ese año a un costo de RD$34 millones, coincide con Guerra en torno al mes de mayo como fecha “idónea” para comenzar a trabajar.

“Mayo es el límite, si no lo están lo veo muy difícil que puedan cumplir”, dijo Bautista, un experto en la construcción de instalaciones deportivas con más de 25 años de experiencia. Bautista reveló a DL que fue consultado por el ministro de Deportes y le entregó un informe.

El recinto acogerá a finales de enero y principios de febrero la Serie del Caribe con equipos de seis países.

“Hay cosas que se pueden ir haciendo durante el desarrollo del evento (torneo invernal), entiendo que porque el béisbol empieza en octubre, para tener lo indispensable. La Serie del Caribe de 2016 no fueron trabajos tan amplios como estos que hemos hablado, los requerimientos de la Confederación (del Caribe) ampliaron, ahora son seis equipos”, dijo Bautista.

Optimista

Junior Noboa, comisionado nacional de béisbol, se mostró confiado en que el proyecto no naufragará y garantizó que el estadio podrá acoger ambos eventos en mejores condiciones que las actuales.

“Todo eso se sigue, la liga está al tanto de eso, en los próximos días tendremos reuniones, pero todo sigue igual”, dijo Noboa. “Todo el mundo sabe que el tiempo es oro, pero que no quepa la menor duda de que para la Serie del Caribe estará en óptimas condiciones, no estamos seguro de todo lo que se quiera hacer, pero estará a la altura”.

El proyecto contempla la ampliación de las graderías, con una sección detrás del jardín izquierdo que agregará seis mil asientos. Los trabajos incluirían espacios para pequeñas plazas, rescate del perímetro, una especie de salón de la fama, plazas de las estrellas de jugadores, y conectaría con la torre de 500 parqueos dentro del paquete que desarrollará el Gobierno alrededor del Gran Santo Domingo.

“El tiempo es oro, pero que no quepa la menor duda de que para la Serie del Caribe estará en óptimas condiciones”

Junior Noboa