El mensaje de Elvira Taveras por el Día del Teatro

La destacada actriz Elvira Taveras envió un mensaje a los teatristas y los espectadores a proposito de que este 27 de marzo se celebra el Día Internacional del Teatro.

Fue creado por el Instituto Internacional del Teatro (ITI) en el año 1961 con un gran objetivo: dar a conocer lo que representa el teatro para la cultura a nivel mundial.

Con el título, «El teatro en tiempos de pandemia», Taveras sostiene que el arte milenario ha sobrevivido al proceso del coronavirus, y se han abierto algunas salas..

«Las salas teatrales fueron de los últimos lugares públicos en volver a abrir, pero el teatro está vivo. Respira, crea; se reinventa. Y encuentra viejas, nuevas y renovadas maneras de narrar sus historias», refiere la premiada teatrista.

A continuación, reproducimos la reflexión íntegra de Elvira Taveras, con 30 años en la escena artística nacional.

Mensaje dominicano por el 27 de marzo 2021, Día Nacional y Mundial del Teatro

«El teatro también ha sobrevivido a esta pandemia. Ha sufrido por el COVID-19 y ha permanecido distanciado de contacto físico a lo largo de cuatro estaciones. Quienes vivimos en él, de él, por él y para él hemos tenido que actuar, improvisando, en este drama tan denso como extenso.

El marzo anterior no pudimos festejar como es costumbre, pues el asombro, la angustia y el desasosiego se adueñaron del mundo, que fue cerrando todo, y entramos en un paro que creímos sería más breve. Series de funciones cortadas; giras, ensayos y estrenos suspendidos; marquesinas apagadas y carteleras desarmadas dejaron, a lo largo de un año que parece un siglo, a mucha gente desconcertada y sin trabajo, en una especie de sueño o pesadilla, sin la maestría dramatúrgica calderoniana o shakespeariana.

Las salas teatrales fueron de los últimos lugares públicos en volver a abrir, pero el teatro está vivo. Respira, crea; se reinventa. Y encuentra viejas, nuevas y renovadas maneras de narrar sus historias, sea como rito al aire libre, bajo techo con tediosos protocolos, o a distancia en tecnovivio necesario y oportuno.

Para actores y actrices, acostumbrados a llevar máscaras, antifaces, apliques y maquillaje, la mascarilla ha sido un accesorio que entendemos necesario para esta pieza covidiana. Pero no es suficiente.

Los personajes reclaman tiempo y espacio; historias y gente que ría, que luche, que llore, que se emocione, que se ilusione…Este arte maravilloso que profesamos es fuerte y fiel. Ha resistido mil años de proscripción medieval; censura, indiferencia y tiempos difíciles… ¡Que no será con una plaga global, pero no eterna!

En nuestro país, los talleres y conversatorios se han multiplicado y el intercambio con colegas de todo el mundo se ha intensificado. Algunos escenarios ya están abiertos y poco a poco la programación de obras se incrementa renovando el entusiasmo de creadores y espectadores.

Sin embargo, se requiere con urgencia planear y hasta legislar la necesaria inversión estatal y empresarial para garantizar el fortalecimiento del arte de Talía, en los ámbitos formativos, de creación y difusión, de modo que llegue a cada rincón de la nación hacia el ejercicio pleno de los derechos culturales de la ciudadanía quisqueyana.

¡Qué vivan el teatro y sus cultores! Que el público encuentre en sus historias las emociones perdidas, las ilusiones en pausa, el sentido de la vida y el impulso hacia adelante.

Loemos, agradecidos, a nuestros pares caídos en el camino. Merecen, sin duda, nuestro aplauso eterno.

Celebremos, junto al orbe, el principio del fin de esta cruel tragedia. Los tablados desesperan y nosotros, junto a ellos, encontraremos la manera de entretener y servir; de sembrar y desear que las ideas germinen, que los puentes se desplieguen y la patria global teatrera, felizmente, sea».