El G7 quiere una mayor ayuda financiera a países vulnerables ante la pandemia

Los ministros de Economía del G7 respaldaron este viernes medidas para que países especialmente vulnerables ante la pandemia reciban mayor ayuda financiera a través del Fondo Monetario Internacional (FMI), informó el Gobierno del Reino Unido, el presidente de turno del grupo.

Los países miembros acordaron apoyar una “nueva y considerable asignación” de Derechos Especiales de Giro (DEG), un instrumento del FMI diseñado para crear liquidez y ampliar los recursos disponibles en Estados con necesidades financieras.

La última asignación de nuevos activos de esa naturaleza se llevó a cabo en 2009, al inicio de la anterior crisis financiera.

“Este importante acuerdo entre los miembros del G7 allana el camino para una acción crucial y concertada que apoye a los países con menores ingresos del mundo, asegurándonos de que ninguno se queda atrás en la recuperación económica del coronavirus”, afirmó en un comunicado el ministro de Economía británico, Rishi Sunak.

Como parte del diálogo entre los representantes del grupo de países industrializados, se pactó que todos ellos colaborarán con el FMI para “mejorar la transparencia” en cuanto al uso de los Derechos Especiales de Giro.

Sunak, que presidió la primera reunión de los titulares de Economía durante el mandato británico del G7, destacó asimismo el compromiso de los miembros del grupo por “priorizar el cambio climático y los problemas medioambientales” en su agendas económicas.