El COVID-19 derrumbó precio del alquiler de locales comerciales en polígono del DN

La pandemia por el coronavirus ha dejado una estela sobre los espacios comerciales del polígono central del Distrito Nacional: letreros con las palabras “se alquila”. La crisis económica, generada por el virus, provocó que la disponibilidad de locales para renta se disparara en la ciudad.

El COVID-19 obligó a algunos propietarios de negocios a entregar los locales comerciales donde operaban, para mudarse a otros más pequeños, mientras que otros, por la parálisis económica que vivió el país, tuvieron que cerrar sus operaciones.

Alberto Bogaert, presidente de la Asociación de Agentes y Empresas Inmobiliarias, señaló que las compañías se están reubicando, mudándose a lugares más pequeños y funcionales, y afirmó que empresas que quizás tenían una cantidad considerable de metros cuadrados de local, están recortando espacios.

Adaptarse a espacios más pequeños

“Antes de la pandemia, teníamos una oferta importante en la parte comercial de locales bastante amplios, y todas las empresas querían agrandar sus operaciones. Ahora se está pensando lo inverso, recortar las operaciones, al menos en espacio físico, y adaptarse a los nuevos tiempos que nos ha dejado el COVID-19 del teletrabajo, lo que incide en menor costo de alquiler y de electricidad”, explicó.

En las diferentes plazas comerciales del Distrito Nacional son visibles los letreros de locales que están disponibles para el alquiler, espacios que, previo a la llegada de la pandemia, eran ocupados por negocios diversos que iban desde tiendas hasta restaurantes.

Aunque señaló que todavía no pueden cuantificar la crisis, Bogaert indicó que, durante los meses de cierre de la economía, hubo “muchos intentos” por parte de los propietarios de los locales para que sus inquilinos permanecieran en estos.

La recaudación refleja la tendencia

Las estadísticas de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) revelan que el gravamen a la transferencia de bienes industrializados y servicios (ITBIS) de las operaciones de alquiler, de todo tipo de inmueble, cayó un 12.5 % en 2020, en comparación con el año anterior, equivalente a RD$329.2 millones.

Bogaert aseguró que, en la actualidad, hay una gran oferta de locales comerciales en el polígono central disponibles para el alquiler. Sin embargo, cree que la dinámica reubicación de los negocios que se está registrando pudiera reducir esa oferta en el corto plazo.

“Con la reapertura se están movilizando mucho más (los alquileres). Todavía no estamos al nivel prepandemia, pero cada semana vemos que se reabren nuevos negocios o están regresando los que habían cerrado sus puertas y, producto de esto, se han estado alquilando locales”, reveló.

¿Y el alquiler de oficinas?

El alquiler para oficinas, igualmente, ha sufrido fuertes ajustes. El teletrabajo ha obligado a pensar en espacios más eficientes y en la necesidad de distanciamiento social, en oficinas más aireadas, con espacios para la circulación de personas y estaciones de trabajo no tan abigarradas. Aunque es difícil dar una cifra del ajuste de precios, por la variedad en el tamaño, la ubicación y la tipología de los espacios, sí se ha notado una baja en la demanda y unas peticiones con características como las anteriormente citadas: las empresas necesitan espacios dispuestos con una mentalidad pospandemia.

El Polígono Central continúa siendo la localización más apetecida para el alquiler de oficinas, pero ya no es exclusiva. Precios más bajos, pero espacios más grandes, asimismo, son solicitados, aunque estén en sectores no tan “céntricos”. ST

“Cada semana se reabren nuevos negocios o regresan los que habían cerrado sus puertas”

Alberto Bogaert, pte. Asociación de Agentes y Empresas Inmobiliarias.