El comisionado será un árbitro en cumplimiento de los contratos en la LDF

Al presidente Luis Abinader le gusta el fútbol, su fenecido padre, José Rafael Abinader, creó el actual campeón de la LDF (O&M FC), y ha delegado en Benny Metz la alta responsabilidad de poner orden legal en un balompié profesional dominicano, todavía, en piyamas. Lo designó como comisionado de fútbol el pasado 4 de marzo.

Metz, un abogado civil y comercial, experto en comercio internacional, seguro y arbitraje, está vinculado al deporte desde pequeño; su padre, Temístocles Metz, fue un periodista que llegó a ser secretario de Deportes, y el estadio municipal de San Cristóbal lleva su nombre.

“El fin es ser un eje transversal entre la Federación y la Liga. Pero, también, vamos a unir esfuerzo para facilitar conexiones que beneficien al fútbol base, y regular las relaciones entre clubes y atletas”, dijo Metz en visita a DL.

Garantizar que los contratos entre jugadores y clubes se cumplan figura en el tope de sus prioridades, pero más allá de quedarse en los adultos, quiere asegurarse de usar sus relaciones para, también, tocar el fútbol menor, sobre todo a nivel escolar.

“El comisionado tiene que tener esos contratos depositados en sus archivos. Necesitamos un reglamento que lo aprueba la Presidencia para intervenir en cualquier conflicto. Hasta tanto, entre jugadores y clubes, buscaremos mecanismos para llegar a entendimiento”, dijo Metz, cuyo cargo es honorífico, pero cuenta con un equipo de 10 personas bajo su responsabilidad.

De acuerdo a Metz, disputar la liga requiere de una inversión económica superior a los RD$100 millones, solo en contratos a jugadores. Más allá de esto, genera cientos de empleos directos e indirectos por un espacio de siete meses.

“Hoy, un jugador extranjero que viene a reforzar por seis meses, al salir tiene que pagar una multa, porque llegó con una visa de turista. Gestionamos con el Ministerio de Relaciones Exteriores crear un mecanismo que evite esos problemas al acogerse a un plan especial, así como la estructura fiscal que permita a los clubes presentar esos contratos como inversiones”, cita Metz.

Como exdirectivo del Atlético San Cristóbal, y presidente de la Comisión Legal de Fedofútbol, conoce ambos lados de la liga. Gestionar que el gobierno (a través del Ministerio de Salud Pública o el 911) pueda facilitar la ambulancia para cada partido es una de las formas con las que espera quitar carga a los clubes.

Diligenciar la incorporación de agentes, velar por el cumplimiento de los pagos correspondientes a la transferencia de jugadores de diferentes edades es parte de la agenda.

La liga está programa iniciar su séptima temporada el próximo 17 de abril con equipos en Puerto Plata, Moca, Santiago, La Vega, San Francisco de Macorís, San Cristóbal y tres en el Distrito Nacional.