El Botox «puede afectar» al desarrollo emocional de los jóvenes

Una nueva investigación apunta a que el uso del Botox por los jóvenes puede afectar su desarrollo emocional.

La investigación, publicada en la revista británica Journal of Aesthetic Nursing, indica que cada vez más menores de 25 años usan inyecciones de Botox para reducir sus arrugas. La práctica podría afectar a su capacidad para expresar emociones.

Los autores dicen que la expresión facial afecta tanto a nuestras emociones como a nuestro esfuerzo por transmitirlas. Por ejemplo, dicen que no solo sonreímos porque estamos alegres, sino para llegar a estarlo.