Economía

Samsung Electronics cuadruplica beneficios en el primer trimestre y gana €4,472 millones

El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics registró un beneficio neto atribuido de 6.62 billones de wones (€4,472 millones) durante el primer trimestre, lo que supone más que cuadruplicar (372.9%) el resultado contabilizado entre enero y marzo de 2024, y un 10% más que en el cuarto trimestre de 2023.

El beneficio operativo de la multinacional en el periodo ha alcanzado los 6.61 billones de wones (€4,466 millones), un 932.8% más, y las ventas han sumado 71.92 billones de wones (€48,589 millones), un 12.8% más que un año antes, según ha informado este martes.

La división de electrónica de consumo y comunicaciones móviles (DX) reportó unos ingresos de 47,29 billones de wones (€31,949 millones), un 2.3% más, mientras que la división de memorias (DS) se anotó una facturación trimestral de 23.14 billones de wones (€15,633 millones), un 68.5% más. No obstante, esta cifra fue un 6.7% superior a la del trimestre previo.

Después, las ramas de SDC y la de conectividad en vehículos y audio (Harman) brindaron a la compañía 5.39 billones de wones (€3,641 millones) y 3.2 billones de wones (€2,162 millones), respectivamente, un 18.5% menos y un 1% más.

Los costos de producción se redujeron un 0.3%, hasta los 45.89 billones de wones (€31,003 millones), y el combinado de los de I+D, venta, generales y administrativos ascendió a 19.42 billones de wones (€13,120 millones), un 13.6% más. La partida en innovación acaparó 7.82 billones de wones (€5,283 millones) de esta última cantidad. El total de gastos fue de 65.31 billones de wones (€44,123 millones), un 3.5% más.

La rentabilidad financiera (ROE) de la compañía se mantuvo en el 7% frente al 2% de doce meses atrás y el margen sobre el resultado bruto de explotación (Ebitda) se quedó en el 22%, cuatro puntos más que en los tres meses previos y siete puntos más que a comienzos de 2023.

Previsiones

Samsung ha adelantado que espera que en 2024 las condiciones del mercado sean “sólidas” en el sector de chips de memoria a pesar de la “volatilidad asociada a tendencias macro, tensiones geopolíticas, etc”.

La multinacional surcoreana anticipa también una normalización de los precios por parte de los proveedores de componentes que presionará al alza sobre los márgenes de fabricación de televisores y que conducirá a unas especificaciones superiores para los productos de IA [inteligencia artificial] integrada en los dispositivos.

Además, se producirán en masa chips de 3 nanómetros de segunda generación, al tiempo que se mejorará la tecnología de 2 nanómetros para atender los crecientes pedidos del lado de la IA y la computación de alto rendimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *