Economía

República Dominicana muestra incremento en rendimiento agropecuario

Aumentar la eficiencia de la producción agropecuaria, es decir, obtener más resultados con la misma cantidad de recursos, es fundamental para mejorar la seguridad alimentaria. La productividad total de los factores (PTF) es un indicador de la eficiencia con que se mide la tierra, la mano de obra, el capital y otros insumos (semillas, fertilizantes, etc.) para producir bienes agropecuarios de un país.

El informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulado “Desatando la innovación: evaluación del papel de la I+D agropecuaria en América Latina y el Caribe (ALC)” señala que la PTF se calcula como la relación entre la producción agropecuaria total y los insumos que utiliza. Esto significa que cuando se produce más a partir de una cantidad constante de recursos aumenta la PTF.

En ese sentido, el documento revela que el aumento de la PTF ha sido el principal impulsor del crecimiento de la producción agropecuaria total de ALC, ya que representó el 60% del aumento regional. Durante 2000 y 2020, el crecimiento anual de la PTF fue del 1.8% en promedio, mientras que el crecimiento de los insumos totales promedió solo el 1.2% por año.

Explica que el grupo de países con sistemas de I+D agropecuaria pequeños (República Dominicana, Belice, Nicaragua, Honduras, Guatemala y Paraguay) experimentó el aumento más rápido de la producción agropecuaria entre 2000 y 2020, con un crecimiento medio del 3.5% anual.

Mientras que el crecimiento de la producción del grupo grande (Chile, Argentina, México y Brasil) fue impulsado por el crecimiento de la PTF. “El crecimiento del grupo pequeño fue el resultado de un mayor uso de insumos”, señaló.

Esto quiere decir que el aumento de la producción agropecuaria del grupo de pequeños se debió, principalmente, a la inversión en más recursos, mientras que el crecimiento del grupo grande se debió al aumento de la producción por unidad de recursos utilizados.

Por su lado, los países con sistemas medianos de I+D agropecuaria (Bolivia, Perú, Colombia y Uruguay), por otro lado, experimentaron contribuciones casi iguales al crecimiento de la producción agropecuaria tanto del crecimiento de la PTF como de los insumos, con un promedio de 1.4% y 1.3% por año, respectivamente.

El documento refiere que las tasas más altas, superiores al 2% anual, se observaron en República Dominicana, Chile, Brasil y Guatemala. A estas le siguieron Colombia, Paraguay, Nicaragua y México, con tasas de crecimiento de la PTF que oscilaron entre 1.8% y 1.9% anual. Bolivia y Argentina registraron un menor crecimiento de la PTF, de solo 1.2% y 1.1% anual, respectivamente. El crecimiento anual de la PTF en Panamá, Honduras, Perú, Costa Rica y Uruguay estuvo por debajo del 1%. Se observaron tasas negativas de crecimiento de la PTF en Ecuador y en Belice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *