Economía

Mejoran indicadores, pero persisten retos femeninos

En República Dominicana, las mujeres están escribiendo una nueva historia económica. Su impacto en la generación de fuentes de empleo, a través de sus empresas, han dado paso al desarrollo comunitario y de otras féminas.

La Entidad de la Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer destaca el rol femenino en las economías, afirmando que contribuyen ya sea como emprendedoras o empleadas. En el caso dominicano no es la excepción. Según datos del X Censo Nacional de Población y Vivienda, en el país residen 5,442,517 de mujeres, es decir un 50.5% de la población, de las cuales 1,428,589 reside en Santo Domingo, siendo la provincia con más féminas.

Aunque la pandemia del covid-19 impactó negativamente en el desarrollo de los indicadores femeninos, en el país se ven nuevas oportunidades para las mujeres. Un ejemplo de esto está en el mercado laboral. Según datos de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), en 2021 había 990,178 mujeres cotizando. Sin embargo, a octubre de 2023 la cifra aumentó a 1,087,484, para un incremento de 97,307, es decir, un 9.8%. Al comparar con los hombres el 46.38% de los cotizantes son mujeres. Datos de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), apoyados en el índice de feminidad, establecen que en las empresas formales se emplea un promedio de 88 mujeres por cada 100 hombres.

Al referirse al tamaño del empleador, la TSS registra que 175,486 mujeres están empleadas en empresas de 11 a 50 empleados; en el caso de hasta 10 colaboradores trabajan 131,179 mujeres y de 51 a 150 están empleadas 94,874.

Emprendimiento

Un informe de la empresa de gestión de finanzas empresariales Alegra establece que de 1.5 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que existen en el país, el 52.6% están dirigidas por mujeres.

Una muestra de que, como lo afirma la presidenta de la Federación de Mujeres Empresarias Dominico Internacional, Inc. (FEM), Amarilys Durán, “las mujeres han venido trabajando bajo desafíos y aprovechamiento de oportunidades”.
Un ejemplo de esto está centrado en la Ley 488-08 sobre fomento a las mipymes, la cual, según Durán, representa uno de los grandes logros que ha tenido la mujer, cuyo impacto se refleja en las cifras de la Dirección General de Contrataciones Públicas, que establece que de los 80,567 contratos adjudicados hasta el 16 de diciembre, 25,320 fueron a empresas lideradas por mujeres.

En las últimas décadas, según afirmó la presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres Empresarias, Ejecutivas y Profesionales (Anmepro), Verónica Núñez, las mujeres han “aumentado nuestra participación en emprendimientos, cargos directivos y en empresas formalizadas, contribuyendo significativamente al producto interno bruto (PIB)”.

El boletín trimestral del Directorio de Empresas y Establecimientos (DEE), publicado en septiembre por la ONE, pone en evidencia la necesidad de que más féminas se vinculen a las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), ya que registra un 19% de participación femenina en explotación de minas y canteras, y un 22% en la construcción.

Sin embargo, resalta que un 82.8% de las empresas del rubro de industrias culturales y creativas son lideradas por las mujeres, que ocupan 71,965 puestos formales de actividades artísticas, de entretenimiento y recreativas en lo que va de este año. Además, están presentes en atención a la salud humana, con un 74.6%; enseñanza, con 66%, y Administración pública y defensa, con 54.8%. La ONE también registra que apenas el 19.3% de las empresas formalizadas tienen a una mujer al mando, como presidenta.

Pobreza

A pesar de estas cifras, sigue siendo evidente que la pobreza en el país tiene rostro de mujer. El boletín trimestral de Pobreza Monetaria en República Dominicana, correspondiente a julio-septiembre de 2023, elaborado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), establece que “la mayor reducción se observó en las mujeres con 4.4 p.p. al pasar de 30.2% en el tercer trimestre del 2022 a 25.8% para el mismo período del 2023”.

“La reducción de la tasa de pobreza monetaria en las féminas fue de 0.8 p.p. mayor que en los hombres, lo que significa que la brecha de pobreza entre hombres y mujeres continúa en descenso al pasar de 3.7 p.p. en julio-septiembre 2022 a 2.9 en el mismo período del 2023”, indica el informe.

El Índice Regional de Pobreza Multidimensional (IPM), presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), destaca que los principales desafíos para superar la pobreza multidimensional de las mujeres se encuentran en: 49.8% con acceso precario a “servicios de la vivienda”; 62.1% de las mujeres “carece de acceso a internet en el hogar”; el 36.5% enfrenta el “hacinamiento digital” y “actividad económica desfavorable” o que “no percibe ingresos” con un 26.9% y 16.8% de las féminas, respectivamente.

Crédito bancario

Uno de los grandes retos que tienen las féminas a la hora de emprender y desarrollar sus negocios, según la presidenta de Anmepro, es que el acceso a créditos es, en algunos casos, “muy limitado”. Además, existe una “falta de confianza de los inversores”.

Según un informe de la Asociación de Bancos Múltiples de la República Dominicana (ABA), ha habido un avance en el financiamiento a las mujeres, el cual totaliza 2.3 millones de créditos, los cuales suelen utilizarlos mayormente en sus hogares o en el desarrollo de emprendimientos.

En cuanto al saldo de la cartera de créditos femenino, la ABA indica que se ubicó en RD$283,600 millones a agosto de 2023, lo que representa un incremento de RD$193,744 millones con respecto a 2014 y un crecimiento 17% más rápido que el masculino. En los últimos meses, varias entidades bancarias lanzaron programas de apoyo para que las mujeres tengan acceso al crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *