Economía

Los bancos endurecieron sus criterios de crédito más de lo previsto ante la subida de tipos del BCE

Los bancos de la zona euro volvieron a endurecer sus estándares crediticios durante el tercer trimestre y lo hicieron de una manera mayor de la esperada en todas las categorías de préstamos, lo que volvió a pesar en la demanda de préstamos y líneas de crédito de empresas y hogares, según recoge la encuesta de préstamos bancarios elaborada por el Banco Central Europeo (BCE), que anticipa una nueva caída del dato en el cuarto trimestre, aunque de menor intensidad.

La consulta, realizada entre el 15 de septiembre y el 2 de octubre con la participación de 157 entidades, señala que las directrices internas o los criterios de aprobación de préstamos o líneas de crédito a empresas “se endurecieron aún más en el tercer trimestre de 2023”, aunque el porcentaje neto de bancos se redujo ligeramente al 12%, frente al 14% en el segundo trimestre.

De tal modo, si bien el porcentaje neto de bancos que informaron de un endurecimiento de sus condiciones de crédito se moderó ligeramente en comparación con el trimestre anterior, fue ligeramente superior a lo que los bancos habían esperado en el trimestre anterior.

“El ajuste neto acumulado desde 2022 ha sido sustancial, lo que es coherente con el importante debilitamiento actual de la dinámica crediticia”, destaca el BCE.

Asimismo, las entidades también informaron de un nuevo endurecimiento neto de sus criterios crediticios para los préstamos a hogares para adquirir vivienda y de los créditos al consumo y otros préstamos a hogares.

En ambos casos, el BCE señala que los porcentajes de entidades que aplicaron mayores restricciones, 11% en el caso de los préstamos para adquirir vivienda y 16% en el crédito al consumo, “superaron con creces las expectativas anteriores”.

De hecho, el ritmo de ajuste neto de los préstamos para vivienda incluso se aceleró en comparación con el segundo trimestre, mientras que se moderó ligeramente en el caso del crédito al consumo y otros préstamos.

Al endurecimiento de los criterios de préstamo de la banca europea contribuyeron las mayores percepciones de riesgo relacionadas con las perspectivas económicas y la situación específica de los prestatarios, la menor tolerancia al riesgo y las menores posiciones de liquidez de los bancos.

Para el cuarto trimestre de 2023, los bancos de la zona del euro esperan un nuevo endurecimiento neto, aunque más moderado, de los criterios crediticios para los préstamos a empresas, y unos criterios crediticios prácticamente sin cambios para las hipotecas, mientras que para el crédito al consumo los bancos de la zona euro esperan “un nuevo ajuste neto significativo”.

CAE LA DEMANDA

En cuanto a la demanda de crédito en la zona euro, los bancos volvieron a registrar una disminución sustancial de la demanda de préstamos o líneas de crédito por parte de las empresas durante el tercer trimestre, así como una caída de la demanda de préstamos para adquirir vivienda y en los créditos al consumos y otros préstamos a los hogares.

“Al igual que en los últimos trimestres, la caída de la demanda neta fue significativamente mayor de lo que los bancos habían previsto, impulsada principalmente por tipos de interés más altos”, señala el BCE, que también apunta a la menor inversión fija por parte de las empresas y una menor confianza de los consumidores junto con el deterioro de las perspectivas del mercado inmobiliario.

No obstante, el porcentaje neto de bancos que informaron de una disminución de la demanda fue más contenido que en los últimos trimestres, que habían marcado mínimos históricos desde que comenzó la encuesta en 2003.

De cara al cuarto trimestre, los bancos encuestados esperan registrar una nueva caída neta de la demanda en todas las categorías de los préstamos, aunque confían en que sean menos pronunciadas que en el tercer trimestre.

DETERIORO DE FINANCIACIÓN Y COMPETENCIA ENTRE BANCOS

Asimismo, las entidades reportaron un deterioro del acceso a la financiación en todos los segmentos del mercado durante el tercer trimestre de 2023, especialmente en el acceso a la financiación minorista.

“El pronunciado deterioro del acceso a la financiación minorista, especialmente a la financiación a corto plazo, refleja una creciente competencia por la liquidez procedente de otros bancos y oportunidades de inversión alternativas que ofrecen una remuneración más alta”, destaca la institución.

En cuanto a la reducción del balance por parte del banco central, los bancos informaron de que este proceso contribuyó a un deterioro de las condiciones de financiación del mercado y de las posiciones de liquidez para las entidades de la zona euro durante los últimos seis meses, contribuyendo a unos condiciones crediticias más estrictas, mientras que se espera que dichos efectos se intensifiquen durante los próximos seis meses.

EFECTO POSITIVO DE LOS TIPOS EN LOS MÁRGENES DE LA BANCA

Por otro lado, los bancos informaron de que la subida de las tasas de interés del BCE ha tenido un impacto marcadamente positivo en sus márgenes de interés netos durante los últimos seis meses, aunque esperan que este impacto disminuya gradualmente en el próximo semestre.

Si bien las entidades reportaron un efecto positivo en su rentabilidad general, también hubo un aumento sustancial en la proporción de bancos que informaron de un impacto negativo de las subidas de tipos del BCE en los volúmenes de préstamos, en consonancia con el importante debilitamiento de la dinámica crediticia, además de advertir del efecto negativo vinculado a unas mayores necesidades de provisiones y deterioros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *