Economía

La UE y EE.UU. abordan su cooperación en tecnología y comercio antes del ciclo electoral

La Unión Europea y Estados Unidos celebran este jueves y viernes la sexta ronda de su Consejo de Comercio y Tecnología (TTC, en sus siglas en inglés), en la que abordarán su cooperación en tecnologías emergentes y para asegurar sus suministros, en particular de materias primas y en el sector fotovoltaico.

La reunión en la ciudad belga de Lovaina tiene lugar después de que en la precedente, celebrada en enero en Washington, los socios no llegasen a un acuerdo sobre minerales críticos, y será la última hasta después de las elecciones que se celebrarán en los próximos meses tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea.

Se espera que durante la misma los socios firmen una declaración que repase los progresos conseguidos desde la creación de este foro de cooperación en 2021, en áreas como los semiconductores, las tecnologías limpias, el control de las inversiones o las licitaciones públicas “verdes”, así como que se logren avances adicionales en materia de inteligencia artificial y redes 6G.

Por parte de la UE asistirán el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis, y la vicepresidenta ejecutiva al cargo de Digital, Margrethe Vestager, así como el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, mientras que por EE.UU. participarán la representante de Comercio, Katherine Tai, y los secretarios de Estado, Antony Blinken, y de Comercio, Gina Raimondo.

Durante la reunión en pleno, que se celebrará el viernes, los socios debatirán, por un lado, sobre la resiliencia del mercado transatlántico, con el foco puesto en simplificar el comercio entre ambos, y por otro sobre la cooperación en materia de tecnologías emergentes.

“La reunión se centrará en los resultados del trabajo conjunto en tecnologías como la inteligencia artificial, semiconductores, 6G y temas como la estandarización, las plataformas en línea y la conectividad segura”, señaló la Comisión Europea en un comunicado.

En general, la UE y EE.UU. harán hincapié en esta ronda en la cadena de suministros para la energía solar y, de manera más amplia, en su cooperación en tecnologías limpias, que se intensificó a raíz de la adopción por parte de Washington de una ley de subsidios verdes milmillonarios que los europeos consideran discriminatoria.

En este sentido, el objetivo sigue siendo mejorar la transparencia sobre este tipo de ayudas para evitar una guerra de subsidios y, a largo plazo, impulsar a nivel global reglas más estrictas, con la mirada puesta en China y sus planes para subsidiar masivamente a su industria verde en los próximos años.

Washington y Bruselas prevén además seguir profundizando en su cooperación en aras de la seguridad económica, lo que incluye la vigilancia de las inversiones extranjeras y el control de exportaciones, y para el suministro de materias primas críticas.

En este contexto, prevén oficializar el lanzamiento del Foro de Asociación sobre Seguridad de Minerales, una iniciativa que busca sellar alianzas con países afines de Asia, América Latina y África para diversificar el suministro de estos materiales.

El TTC fue impulsado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente estadounidense, Joe Biden, en una cumbre bilateral en junio de 2021, con el fin de reforzar su liderazgo tecnológico e industrial ante la pujanza de China.

La UE confía en que los avances conseguidos en estos tres años incentiven a Washington a mantener vivo este foro aún cuando se produzca un cambio de Administración y el republicano Donald Trump vuelva a la Casa Blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *