Economía

La salud del 71% de trabajadores activos del mundo está en riesgo por el cambio climático

El 71% de los trabajadores del mundo están expuestos a riesgos graves para su salud relacionados con el cambio climático, en particular el excesivo calor, causante de 22.8 millones de lesiones profesionales que cuestan 19,000 vidas al año y de más de dos millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad sufrida.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó estos nuevos datos, que indican que los trabajadores amenazados en su seguridad y salud por el cambio climático ahora son al menos 5.4 puntos más que en el 2000.

Partiendo de la subida de las temperaturas globales -que desde 2016 baten récords año tras año -, el estrés térmico afecta en algún momento de sus labores a 2,410 millones de trabajadores, con respecto a una población económicamente activa de 3,400 individuos, y es el responsable de que 26.2 millones de personas sufran de afecciones renales.

Además, son típicos la insolación, el agotamiento, los calambres, las enfermedades cardiovaculares, el síncope por calor, entre otros problemas.

Los más afectados son los trabajadores de la agricultura, los que realizan tareas relacionadas con la gestión de los recursos naturales, la construcción, la recogida de desechos, el transporte, el turismo y los deportes, es decir aquellos que pasan una parte importante de su jornada al aire libre.

Los datos utilizados para llegar a estas conclusiones son de 2020 (último del que se tienen cifras completas y globales), por lo que lo más probable es que el número de afectados en realidad sea mayor.

En un informe sobre la necesidad de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores frente al cambio climático, la OIT aborda también otros factores medioambientales exacerbados por el aumento de las temperaturas y que tienen repercusiones nefastas en los trabajadores.

Entre ellos figura la exposición a la radiación UV durante el trabajo, factor importante de cáncer de piel (distinto al melanoma) y que causa tantas muertes como el calor excesivo.

Se calcula que 1,600 millones de trabajadores están expuestos cada año a la radiación ultravioleta (intensificada por la reducción gradual de la capa de ozono), que además provoca quemaduras solares, ampollas en la piel, lesiones oculares agudas, cataratas, debilitamiento del sistema inmunitario.

Asimismo, los fenómenos meteorológicos extremos y catástrofes naturales también relacionadas con el cambio climático amenazan el bienestar de muchos trabajadores, en particular a los que se dedican a responder a estas emergencias, a las tareas de limpieza, así como a misiones médicas y de rescate, señala la OIT.

El cambio climático aumenta igualmente la concentración de distintos contaminantes atmosféricos, de manera directa o indirecta (por los incendios forestales, por ejemplo), a los que se atribuyen 860,000 muertes anuales por cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias u otras.

La OIT también incluye como riesgo para la salud de los trabajadores el uso de plagicidas y otros químicos en la agricultura, cuyo rendimiento está directamente afectado por cuestiones climáticas, como el nivel de lluvias, la aparición de plagas o la carencia en la tierra de nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas.

Se estima que de los 870 millones de trabajadores agrícolas que sufren una exposición elevada a productos químicos se producen más de 300,000 muertes anuales por envenenamiento con pesticidas.

Experto japonés cita efectos del cambio climático en RD

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *