Economía

Google implementa medidas contra el spam en Gmail enfocadas a remitentes masivos con envíos de 5,000 mensajes al día

Google ha comenzado a implementar nuevas medidas ‘antispam’ para Gmail, entre las que exigirá a las cuentas de remitentes masivos, que envíen 5,000 mensajes o más al día, que autentiquen el correo saliente, así como que no envíen correo no solicitado y que ofrezcan a los destinatarios la opción de darse de baja “fácilmente”.

El gigante tecnológico busca proteger a los usuarios de Gmail de los mensajes maliciosos, como los que contienen ‘spoofing’ y ‘phishing’, prácticas con las que los ciberdelincuentes utilizan la suplantación de identidad para llevar a el robo de información personal, en este caso, a través de los correos electrónicos.

En este sentido, la compañía ya anunció en octubre del pasado año su intención de implementar nuevas medidas para combatir el ‘spam’ en Gmail, enfocadas a mantener la bandeja de entrada del usuario segura. Para ello, Google indicó que solicitaría la autenticación de los correos electrónicos y la posibilidad de darse de baja del mensaje comercial con un solo clic.

En este marco, Google ha anunciado que este mes de febrero ha comenzado a implementar dichas restricciones ‘antispam’. En concreto, relacionadas con las cuentas de usuarios o empresas de remitentes masivos, es decir, las que envían 5.000 correos o más al día a cuentas de Gmail, que deberán autenticar el correo saliente, así como dejar de enviar correo no deseado y ofrecer a los destinatarios una opción para darse de baja fácilmente.

Así, la compañía ha advertido de que los remitentes masivos han de seguir estas directrices para asegurar que sus correos se entregan a cuentas de Gmail “correctamente”. Asimismo, tal y como ha explicado Google en su página web de soporte, en caso de no respetar las pautas, Gmail podrá limitar la frecuencia de envío de los mensajes, bloquearlos o marcarlos como ‘spam’.

De esta forma, la compañía pretende identificar cuándo se trata de correos masivos que puedan suponer algún tipo de riesgo y, en base a las medidas ‘antispam’, rechazarlos antes de que entren en la bandeja de entrada de los usuarios de Gmail.

Una de las principales medidas que tienen que cumplir los remitentes masivos es la de configurar la autenticación de correo electrónico de cada uno de los dominios de envío. Concretamente, la compañía recomienda configurar los dominios con los métodos Sender Policy Framework (SPF), DomainKeys Identified Mail (DKIM) y Domain-based Message Authentication Reporting and Conformance (DMARC).

Según ha explicado Google, con el mecanismo de autenticación SPF se consigue evitar que los ‘spammers’ envíen mensajes no autorizados que parezcan provenir de otra cuenta con un dominio similar. Es decir, evita intentos de suplantación de identidad.

Por su parte, el método DKIM se activa en el dominio que envía los correos de una cuenta y se utiliza para verificar que el propietario del dominio es realmente quien ha enviado el mensaje, y no cualquier otra cuenta de suplantación.

En cuanto al protocolo DMARC, se trata de una tercera comprobación en caso de que los métodos mencionados anteriormente no hayan sido válidos. Según Google, permite indicar a los servidores que reciben los mensajes qué hacer con los correos del dominio que no haya superado las comprobaciones de SPF o DKIM.

Igualmente, otro requisito que deberán cumplir los remitentes con envíos de al menos 5.000 correos diarios será mantener las tasas de ‘spam’ en valores aceptados por Gmail, según la herramienta de medición Postmaster Tools. Es decir, la tasa de ‘spam’ se deberá mantener por debajo del 0,10 por ciento y no sobrepasar el 0,30 por ciento.

Finalmente, la compañía ha especificado que los mensajes de marketing y los de suscripción deben de incluir una opción con la que permitan a los usuarios darse de baja con un clic. Para ello, deberán incluir un enlace “claramente visible en el cuerpo del mensaje”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *