Economía

Bruselas incluye a Shein en la lista de grandes plataformas sometidas a las reglas digitales más estrictas

La Comisión Europea ha informado este viernes de que incluirá la marca de moda ‘online’ china Shein en la lista de mayores plataformas que deben someterse a la nueva Ley de Servicios Digitales, que impone las condiciones más estrictas a las compañías de mayor tamaño en la red para evitar prácticas abusivas.

Ahora se abre un plazo de cuatro meses, hasta finales de agosto, para que Shein tome las medidas “específicas” que le exige la normativa comunitaria para “empoderar y proteger a los usuarios” y garantizar que investiga “cualquier riesgo sistémico” de su servicio, ha explicado en una rueda de prensa en Bruselas la portavoz comunitaria de Mercado Interior, Johanna Bernsel.

Los servicios comunitarios la consideran como ‘Plataforma de Muy Gran Tamaño‘ (VLOP, por sus siglas en inglés) porque supera el umbral de al menos 45 millones de usuarios mensuales de promedio en la Unión Europea, lo que en la práctica supone que deberá cumplir los estándares más estrictos, por ejemplo a la hora de verificar la edad del usuario y en la toma de medidas para suprimir contenidos ilegales.

Así, bajo el nuevo marco de la Unión Europea, la cadena minorista de moda deberá reforzar la vigilancia y ser “más diligente” contra la venta de productos ilegales, falsificaciones o artículos peligrosos.

Shein deberá informar anualmente de sus medidas (la primera vez en el plazo de cuatro meses) y revisar el diseño de su interfaz para mejorar la detección y notificación de listas sospechosas, así como agilizar los procesos de retirada de productos que no cumplan las reglas y asegurarse de que sus algoritmos no promocionan la venta de artículos prohibidos.

También deberá mejorar sus procesos internos y supervisión frente a riesgos sistémicos de su actividad.

En cuanto a la protección de los consumidores, la plataforma deberá evaluar también anualmente los riesgos para la salud y la seguridad de los usuarios, con especial atención a los menores de edad.

Bruselas recuerda al respecto las obligaciones de las grandes plataformas ‘online’ de tomar medidas para que sus interfaces y sistemas de algoritmos no sean un riesgo para el bienestar físico y mental de los clientes, por ejemplo con sistemas “sólidos” con restricciones edad para la compra.

El nuevo marco que deberá cumplir Shein a más tardar en agosto incluye también líneas rojas en materia de transparencia y rendición de cuentas, incluido mediante auditorías externas anuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *