Diego Luna: “A veces menospreciamos al público y ese es un grave error”

A Diego Luna muchos lo conocimos por su rol protagónico junto a Gael García Bernal y Maribel Verdú en la cinta “Y tú mamá también”, dirigida por Alfonso Cuarón. Pero antes de esto, ya era una estrella en ascenso por historias televisivas como “El premio mayor”, muy popular en República Dominicana o “El abuelo y yo”, telenovela con la que debutó en la pantalla chica con tan solo 8 años.

Ahora, y tras exitosas participaciones en cintas como La terminal y Rogue one o series como Narcos México, Diego sigue marcando pautas en el camino de los hispanohablantes del cine de Hollywood.

Gracias a esto, su incursión en la dirección de series y filmes, además, de su lado artruista, y promotor de proyectos culturales, el actor mexicano fue seleccionado para recibir el premio Platino de Honor. El actor habló a los medios previo al premio que recibirá de la mano de Enrique Sarazo, presidente fundador de los galardones.

“Esta celebración nos recuerda que estamos aquí con una gran necesidad y oportunidad de contar nuestras historias como sabemos hacerlo nosotros”, señaló un emocionante Diego.

El premio a su carrera, dice, llegó en el “momento justo” y en forma de “aliciente” que le indica que “hay muchas cosas que hacer a este lado del Atlántico”: “Hay un momento en la vida, y estoy llegando a ese, donde hay que empezar a replantearse cosas que, según tú, ya tenías claras. Y necesitas alicientes y saber que hay cierta confianza en lo que puedes hacer todavía”.

“A veces menospreciamos al público y eso es un grave error, al público hay que restarle. Gracias a la cercanía que las plataformas dan la gente valora esos detalles y lo sé porque he visto que esos proyectos vuelan en popularidad”, aseguró.

Para él las plataformas digitales son las nuevas herramientas para contar historias. “Antes había un solo camino, ya no tienes que esperar…puedes iniciar un proyecto con un celular y luego concluirlo… tenemos que tomar en cuenta que la vía es nuestro cine iberoamericano, nuestro idioma, Hollywood ya no es la meta”, destacó.

Sobre Y tú mamá también, Luna enumeró las satisfacciones que le ha dejado el proyecto después de 20 años. La relación con Gael García Bernal es uno ello. Además, le hizo aplicar cosa que sigue utilizando.

“Hay que aprender a decir que no, que lo tome con calma, que se divierta un poquito, que no debe estar en todas partes, que se valore un poquito. Pero creo que el Diego de 20 años no me hubiera hecho caso”, ese es el consejo que le diría así mismo de joven.

Para él descubrir que tenían interés por lo que hacía, conocer personas a las que admiraba y viajar por su trabajo la primera vez significó darse cuenta que el cine era su realidad, su presente y su futuro, aunque sea detrás de las cámaras.

Compromiso social

Sin saberlo Diego Luna se dio cuenta que con sus proyectos generaba interés, pero sentía que le faltaba más. Es así como nace la idea de proyectar historias que cambien y cuestionen en comunidades sin accesos.

“Yo no he perdido la curiosidad de dejar de saber lo que le pasa a otros, de saber que le pasa a mi vecino. Tenemos la responsabilidad social de predicar con el ejemplo. Quisiera no ser un ser indiferente ante lo que pasa frente a mí”, señaló.

“Si la honestidad forma parte de mi historia eso se nota y ese es el mejor ejemplo que puedo dar, no solo a mis hijos, sino a la gente que nos rodea”, concluyó.

La pandemia lo llevó a replantear aspectos de su vida

Cuando te piden que te encierres en casa y se trata de sobrevivir y aguantar, te preguntas si lo que haces tiene un sentido o no, o si deberíamos estar en la calle ayudando a la gente que necesita una mano. Quedarse en la casa no es lo mismo para todos”, manifestó durante la rueda de prensa celebrada en el Westing Palace de Madrid este sábado, y en donde estuvo presente Diario Libre.

Ahora se decide por los proyectos audiovisuales en los que trabaja lo reten y le hagan reflexionar. “Odio que me vengan a dar clase. Estas cosas las apago directamente”, ha explicado, en la misma línea que ha reconocido que conforme pasa el tiempo cada vez siente la “responsabilidad” de que el proyecto en el que se involucre “tenga una reflexión pertinente”, aunque eso limite la cantidad de cosas que haga.

Reitera, “para mí es importante que lo que hago represente mi punto de vista. A lo mejor se limita la cantidad de cosas que voy a hacer, pero las haré con plena convicción”.

Un poco más sobre su carrera

Diego es una estrella polifacética y no solo es actor, sino también director. De hecho, su serie Todo va a estar bien puede verse actualmente en la plataforma Netflix.

En 2001 y bajo la batuta de Alfonso Cuarón, Luna volvería a coincidir con Gael García Bernal para protagonizar junto a Maribel Verdú, ‘Y tu mamá también’, un retrato del paso a la madurez, la sexualidad y la diferencia de clases que le valió reconocimiento a nivel internacional.

Un año más tarde llegaría a Hollywood con la película “Frida” en la que compartiría escena con Salma Hayek, Alfred Molina, Geoffrey Rush y Ashley Judd.

Luego, incursiona en importantes producciones mexicanas y estadounidenses como ‘La terminal’, ‘El búfalo de la noche’, ‘Milk’ o ‘Solo quiero caminar’, ya entrada la segunda década del milenio se asienta en Estados Unidos de la mano de películas como ‘Elysium’, ‘The Book of Life’, ‘Star Wars: Rogue One’ y ‘A Rainy Day in New York’.

Un honor que han recibido grandes del cine

Luna recoge se une a destacadas figuras de la talla de Raphael, último reconocido con el Platino de Honor en la VI Edición de los galardones celebrada en 2019; en ediciones anteriores el premio fue concedido a figuras del mundo iberoamericano como Adriana Barraza (2018), Edward James Olmos (2017), Ricardo Darín (2016), Antonio Banderas (2015) y Sonia Braga (2014).