Delta, última aerolínea en abandonar la política de asientos vacíos en EE.UU.

La aerolínea estadounidense Delta dejará de mantener vacíos algunos asientos a partir del 1 de mayo, con lo que se convierte en la última empresa de su sector en Estados Unidos que abandona una política instaurada para mantener la distancia social durante los vuelos debido a la pandemia de la COVID-19.

Delta anunció este miércoles que durante el período festivo del 1 de mayo dejará de mantener abierto un asiento entre los pasajeros ante el avance de la campaña de vacunación y pese a que los contagios están volviendo a repuntar en Estados Unidos.

“Al tiempo que las vacunas se extienden, la demanda y el comportamientos de los clientes nos muestran la confianza en los viajes y que los consumidores quieren volver a reclamar su vida anterior”, explicó Delta en un comunicado.

El consejero delegado de la aerolínea, Ed Bastian, aseguró este miércoles que no se debe “confundir estas medidas con una vuelta a la normalidad’ y que se mantienen otras medidas de higiene y organización para reducir en lo posible el riesgo de contagios en los vuelos.

Delta estima que un 64 % de sus pasajeros tendrá puesta al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19 el 1 de mayo.

La aerolínea mantendrá hasta finales de 2022 su política de cancelación sin sobrecargo en sus billetes.

En entrevista con CNN, Bastian, que recientemente extendió la política de asientos vacíos hasta finales de abril, dijo que no han calculado el coste de la medida, pero “sin duda es cara”.

Las aerolíneas han recuperado lentamente parte de los pasajeros perdidos durante la pandemia, que les llevaron a formar uno de los sectores más impactados por la COVID-19, a realizar recortes de personal y a recibir miles de millones de dólares en ayudas.