Clamor de justicia por la muerte de esposos evangélicos en Villa Altagracia

La medida de coerción contra los seis policías implicados en la muerte de los esposos cristianos Elisa Muñoz y Joel Díaz, debe esperar a que la Corte de Apelación decida sobre una recusación de la que fue objeto ayer la jueza apoderada de este proceso judicial.

Mientras, en las afueras del Palacio de Justicia de Villa Altagracia, los familiares de los esposos evangélicos y parientes de los policías imputados por el crimen reclabaman justicia.

Uno de los abogados de los acusados recusó a la jueza Sudelgi Rosario Mena, tras considerar que estaba parcializada por no concederle tiempo (le dieron solo una hora) para conocer el expediente.

La recusación fue ejercida por el abogado Yery Castro, defensa de Antony Castro Pérez, quien asegura que su defendido es inocente y no guarda relación con los hechos.

“No necesariamente todos van a correr la misma suerte. Hay cinco certificaciones de armas en las que se certifica quiénes tenían armas y quiénes no. Incluso hay personas que están ahí y no necesariamente formaron parte de ese hecho”, argumentó.

En tanto que el abogado de los parientes de Elisa, consideró que los abogados están rehuyendo de la consecuencia que tendrá el proceso.

“Todos sabemos cuál será el final de este proceso. Porque a lo que se le está rehuyendo es a la consecuencia que tendrá, que es la imposición de una medida de coerción de un año de prisión preventiva”, sentenció Pedro Pablo Valoy, abogado de los padres de Elisa Muñoz.

Los imputados

Entre los imputados están el segundo teniente Victorino Reyes Navarro; el sargento Domingo Perdomo Reyes; los cabos Norquis Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, además de los rasos Antony Castro Pérez y Juan Samuel Ogando Solís.

Dos gritos de justicia

Ayer los familiares de los esposos evangélicos y los parientes de los policías acusados por el crimen, se apostaron en dos bandos pidiendo justicia en las afueras del Palacio de Justicia de Villa Altagracia.

Marino Antonio Muñoz, padre de Elisa Muñoz, dijo no creer la versión de que sus parientes fueron confundidos por la patrulla.

Los dolientes de las víctimas demandaron que sea investigado y enjuiciado el coronel César Maríñez Lora, quien comandaba la dotación policial de Villa Altagracia al momento del hecho.

Elisa Muñoz y Joel Díaz fueron ultimados el martes de la semana pasada cuando se trasladaban hacia Santo Domingo, luego de participar en una campaña religiosa.

MP no descarta someter a otros

La fiscal titular de Villa Altagracia, Fátima Sánchez, informó que no descarta el sometimiento de otras personas por la muerte de la pareja de esposos evangélicos, ocurrida el pasado martes 30 de marzo en la provincia. Expresó que, de momento, el Ministerio Público no puede ofrecer detalles porque la investigación se encuentra en una fase que amerita discreción. Solicitan un año de prisión para los imputados en la cárcel Pinalito, de La Vega. Aseguran todos los policías dispararon utilizando, incluso, armas de alto calibre, entre ellas un fusil M-16, un fusil Taurus 5.56 milímetros y cuatro pistolas Taurus, calibre 9 milímetros.