Cinco lugares para estar en contacto con la naturaleza

República Dominicana es uno de los destinos favoritos para viajar. Esta media isla cuenta con una riqueza natural impresionante que hace de esta tierra un lugar mágico en el que puedes desconectar del tumulto de las grandes ciudades y conectar con la naturaleza. ¿Es casualidad que en muchas películas internacionales mencionen a RD como un destino para descansar y vacacionar? Pues no.

Aparte de que viajar es una experiencia maravillosa de por sí, conectar con espacios ricos en naturaleza te rejuvenece, abre tu mente y te ayuda a entender mejor las cosas y esto es algo que tiene República Dominicana. No es un mito que irse a una casita al campo, tomar café, comer rico, hablar con una abuela, pisar descalzo el suelo, sentir el aire y meditar combaten cualquier estrés, renuevan y refuerzan el espíritu y la energía.

Por eso la aventurera Keila Rodriguez (@theadrenalinetraveler) comparte con Diario Libre una lista de lugares en los que puedes estar más cerquita de la tierra y disfrutar de la maravilla de lo natural, no importa si eres extranjero o si vives en el país cualquiera de estas opciones son un excelente escape para encontrarte.

1. Helpa RD, Monte Plata

Según la aventurera es un excelente lugar si quieres contacto con la naturaleza, pero a la vez un poco de adrenalina. Sus casitas son de estilo campestre y tienen un área de actividades de obstáculos con un rito incluido. Este hotel (@helpard) está ubicado en Monte Plata, bien cerca de la ciudad. Totalmente lejos del bullicio. Tiene las comodidades necesarias para pasar una excelente noche, descansar y sentirse en un lugar limpio y seguro. Salto Alto está cerca y según Keila es el mayor atractivo del área.

2. El valle Lodge, Samaná

“Siempre me quedaré corta con los atributos de mi querida Caro, hostess de (@elvallelodge). En medio de muchos árboles están las casitas ecológicas más lindas y acogedoras y, bueno, la comida de Caro es otra cosa”, afirma Keila.

Para la aventurera una de las mejores cosas que disfrutarás en este bello lugar es la comida ya que, aparte de hacerte sentir en casa, Caro se asegura de alimentarte con platos que te gusten, pero con su toque personal: “Ella ama la cocina y la verdad que es muy obvio el amor con el que hace cada plato”, dice Keila. Además, el ambiente del lodge es un equilibrio perfecto entre calma y libertad.

A unos minutos de distancia, caminando, se llega a la Playa El Valle. Otro de los beneficios de visitar este lugar es que los anfitriones se encargan de prepararte paseos por la zona. Y si te vas a teletrabajar, tranquilo tienen wifi, agüita calientica y las camas son súper cómodas.

3. Bubble Glamping, Cabarete

Otro de los lugares que se suma a la lista de esos hoteles, en los que puedes tener un contacto más directo con la naturaleza, es Bubble Glamping (@greenlandbubbleglamping), ubicado en Cabarete, en una zona muy campestre.

Por el momento el hotel cuenta con cuatro burbujas según Keila: Lotus (para dos personas, con vista directa al lago y una cama sobre el mismo en el patio), Papyrus y Cactus (ambas son para dos personas y caracterizan por la tina en el patio) y La Niña del barco (para 4 personas tiene una sala pequeña dentro de la misma burbuja y vista directa al lago).

Aquí todas las burbujas tienen: ducha/bañera, lavamanos y sanitario interior, aire acondicionado, wifi, patio con muebles y BBQ (no hay TV). Las burbujas tienen una cobertura de tela que tiene un horario durante el día para evitar que se caliente mucho y se maneja con cada cliente. La claridad en la mañana entra igualito a la burbuja pues es transparente.

La playa queda a diez o quince minutos y no hay piscina. La tarifa incluye desayuno, el cual sirven en la habitación. Pero además hay opciones de restaurante para pedir delivery (para cena y comida en caso de que no quieras salir).

Estamos en un terreno donde hay insectos, sapos y demás. Sin embargo, no hay razón por la cual estos entren a la burbuja. Mosquitos hay en ciertos momentos del día, pero nada alocado.

4. Casa el paraíso, La Guazuma en las Galeras, Samaná

Este lugar, según la aventurera, es un verdadero paraíso terrenal. Con habitaciones memorables donde se nota la atención en cada detalle y con toda la libertad y espacio para disfrutar de la naturaleza.

(@casaelparaisord) está ubicado en La Guazuma en las Galeras, Samaná. Pueden llegar en cualquier tipo de vehículo, la casa queda en un alto y por tal razón no tiene playa, pero cerca quedan playa Las Galeras y playa Rincón, entre otras.

“El costo varía por habitación y época. Para ver los precios, disponibilidad y reservar deben entrar a la aplicación de Airbnb, ahí ponen en la dirección Las Galeras y les saldrán muchas opciones, las que dicen “Casa el paraíso” son las habitaciones disponibles en la casa, no se desesperen, busquen que ellas están ahí”, comenta Keila.

Si usted es de los que teme a los animales en la habitación no entran, pero en el baño sí. Según Keila podrán encontrar lagartos y maripositas, y quizás algún pájaro –por lo menos en su experiencia-. Además, las habitaciones tienen mosquiteros disponibles por si le interesan.

El costo de la noche incluye desayuno. Pero si desea comer y cenar en la casa, hay un chef que cocina para usted, con un costo adicional y debe notificarlo con tiempo. El desayuno es mega completo, criollo y delicioso. A unos 10 minutos hay varias opciones de restaurantes.

Las habitaciones son abiertas y frescas, sin embargo, hay abanico y una habitación tiene aire acondicionado (esta no es abierta ni con vista). Hay agua caliente y luz siempre.

Entre los atractivos del lugar puedes disfrutar de una de las mejores vistas que tendrá en su vida, ya sea desde su habitación o desde el área de la piscina y el comedor. Otro plus de este hermoso lugar es que te permite desconectarte, disfrutar un rico baño en la piscina o pasar un buen rato hablando con Nora y José, los súper anfitriones de Casa Paraiso. Dato: no llevar niños.

5. Eco del mar, Bahía de las Águilas, Pedernales

Para Keila este lugar esconde algo mágico: “No sé si es por lo lejos que uno está de casa, desconectado, por lo relajado del lugar, por la cercanía con el mar o porque no hay muchas reglas u horarios, pero nos encanta”.

Este lugar (@ecodelmar) es un punto genial de hospedaje y si quieren conocer Bahía de las Águilas, ellos mismos te llevan (por un costo adicional). Eco cuenta con varios tipos de habitaciones: desde casas de campaña frente al mar, hasta habitaciones más cómodas y equipadas con baño y ducha privado.

La tarifa incluye desayuno, pero cuentan con un restaurante que ofrece bebidas y comida durante el día hasta la noche. Este lugar se caracteriza por poseer los mejores atardeceres, pero además por sus piñas coladas.

Otras recomendaciones de la aventurera

Más ideas en las que la naturaleza es la protagonista

  • La Tiendita Loving de Campito (@campitoloving): “Literal, si quieres esa sensación de casa en el campo, incluyendo el sazón especial en la comida, este es tu lugar. Bono mega Plus: escuchar las historias de Doña Mechy.
  • Hacienda Cocuyo (@haciendacocuyo): Es una mezcla de casita de campo con techo de zinc y cuenta con lo que para mí es una de las mejores vistas que podrás tener en esta isla.
  • Unique Exotic Hotel (@uniqueexotichotel): El hotel de la cocina linda y es que la cocina/comedor es para mí de las cosas más especiales que tiene. Si disfrutas ver a los chefs en acción este es tu lugar.
  • Samaná Ecolodge (@samanaecolodge): Contacto full con la naturaleza. Un espacio totalmente relajado, pequeño, y como yo lo describí cuando fui, justo en medio de una selvita.