Ciencia

Formas de tratar la epilepsia, Láseres, robots y electrodo

Láseres, robots y electrodo y formas de tratar la epilepsia, un trastorno neurológico que afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo.

Uno de los avances más prometedores es el uso de láseres para eliminar las áreas del cerebro que causan convulsiones. Este procedimiento, conocido como ablación con láser, se realiza mediante un pequeño agujero en el cráneo y puede reducir de forma considerable la frecuencia y la intensidad de las convulsiones que los afectados padecen.

Otra técnica emergente es la estimulación cerebral profunda (DBS), en la que se implanta un pequeño dispositivo en el cerebro que envía señales eléctricas para reducir las convulsiones. Los investigadores también están desarrollando robots que pueden ayudar a los cirujanos a realizar cirugías cerebrales más precisas y menos invasivas.

Los electrodos también están transformando el tratamiento de la enfermedad. Se pueden implantar en el cerebro para detectar las señales eléctricas que preceden a una convulsión y emitir señales para interrumpirla. Esta técnica, conocida como estimulación cerebral cerrada en bucle, ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de la epilepsia en ensayos clínicos. Y muchos pacientes albergan esperanza de poder vivir una vida más “normal” gracias a ella.

Si bien estos avances son emocionantes, los investigadores advierten que todavía hay mucho trabajo por hacer antes de que estas tecnologías se conviertan en opciones de tratamiento ampliamente disponibles. Además, el costo de estos procedimientos puede ser inasumible para muchos pacientes. Aun así, los avances en la tecnología médica continúan brindando esperanza a las personas que viven con epilepsia grave.

Además, estas tecnologías también tienen el potencial de revolucionar el tratamiento de otras enfermedades neurológicas. Por ejemplo, la estimulación cerebral profunda se ha utilizado con éxito para tratar trastornos del movimiento como la enfermedad de Parkinson y la distonía.

En el caso de la epilepsia, estos nuevos tratamientos están ayudando a pacientes que han luchado durante años con convulsiones debilitantes y efectos secundarios de la medicación. La cirugía cerebral, que antes se consideraba demasiado arriesgada, ahora se está convirtiendo en una opción más viable gracias a la precisión de los robots y la tecnología de imagen avanzada.

A pesar de que los costos y los riesgos asociados con estos tratamientos son un factor importante, los pacientes con epilepsia grave a menudo están dispuestos a asumirlos para mejorar su calidad de vida. Además, con el tiempo y la investigación adicional, se espera que estos procedimientos sean más accesibles y asequibles para todos los que los necesiten.

Es importante destacar que estas nuevas formas de tratar la epilepsia no son una cura, sino que se utilizan para reducir la frecuencia y la gravedad de las convulsiones. Sin embargo, para muchas personas que viven con epilepsia grave, esto puede marcar una gran diferencia en su capacidad para llevar una vida normal y plena.

Fuente: https://www.npr.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *