Cañeros salen en defensa de Jesús Núñez

Decenas de antiguos cortadores de caña en plantaciones azucareras volvieron a protestar frente al Palacio Nacional, esta vez rechazando las acusaciones del director feneral de Jubilaciones y Pensiones a Cargo del Estado (DGJP) contra su líder, Jesús Núñez, y exigiendo al presidente Luis Abinader cumplir con las pensiones a miles de ellos.

Acusan al titular de esa entidad, Juan Rosa, de buscar desviar la atención y querer dividirlos en su lucha con la acusación de asociación de malhechores, falsificación de documentos, estafa contra el Estado y suplantación de identidad contra Núñez .

Pensiones instrumentó un expediente por supuestamente cobrar dinero a los cañeros a cambio de incluirlos en las listas, de exigirles una porción de las pensiones cobradas, de duplicar identidades y excluir a personas que se negaban a pagarle.

Núñez explicó que la desconfianza en su contra se pudo generar por una página anexa a la lista de cañeros que esperan pensión en la que se indicaba sustituir los nombres repetidos por los que constaban debajo. Atribuye a errores tipográficos las duplicaciones.

Quienes le acompañaron la mañana de este lunes lo definieron como su defensor, quien lo ha dado todo por ellos.

Dicen que el director de pensiones paga a supuestos integrantes de su movimiento para que declaren mentiras contra Núñez.

Peor que antes

En diciembre pasado el nuevo gobierno pensionó en un decreto a 295 cañeros, un número pequeño comparado con los 1,610 por los que aboga la Unión de Trabajadores Cañeros (UTC).

Otros 340 dejaron de percibir el monto de su jubilación por no tener la cédula de identidad, aseguró Núñez.

El sindicato afirma que, bajo el alegato de fraude, también se están reteniendo las jubilaciones de cientos que ya habían empezado a recibirla.