Canadá rechaza el apoyo republicano a manifestantes

El ministro de Seguridad Pública de Canadá dijo este lunes que los funcionarios de Estados Unidos deberían mantenerse al margen de los asuntos internos del país vecino, y se sumó a otros líderes canadienses en el rechazo al apoyo de destacados republicanos a las protestas contra las restricciones por la pandemia, las cuales mantienen bloqueado el centro de Ottawa desde hace más de una semana.

Un día después de que la ciudad declarara un estado de emergencia, el alcalde solicitó casi 2,000 agentes de policía adicionales para ayudar a sofocar las estridentes manifestaciones nocturnas organizadas por el llamado Freedom Truck Convoy (Caravana de los camiones de la libertad), que ha utilizado cientos de camiones estacionados para paralizar el distrito comercial de la capital canadiense.

Las protestas también han enfurecido a los residentes del centro de la ciudad, incluidos los barrios cercanos a Parliament Hill, donde se encuentra la sede del gobierno federal.

Muchos miembros del Partido Republicano han hecho comentarios de apoyo a las manifestaciones, entre ellos el expresidente Donald Trump, quien calificó al primer ministro canadiense Justin Trudeau de “lunático de extrema izquierda” que ha “destruido a Canadá con mandatos dementes contra el COVID”.

Los manifestantes han dicho que no se irán hasta que se levanten todos los mandatos de vacunarse y las restricciones para combatir al COVID-19. También pidieron la destitución del gobierno de Trudeau, aunque éste es responsable de pocas de las medidas restrictivas, la mayoría de las cuales han sido establecidas por gobiernos provinciales.

Algunos republicanos prominentes, como el gobernador de Florida, Ron DeSantis, y el fiscal general de Texas, Ken Paxton, se quejaron de que el sitio de recaudación de fondos GoFundMe anunciara que reembolsaría la gran mayoría de los millones de dólares recaudados por los manifestantes.

El sitio informó que había suspendido la financiación para los organizadores de la protesta tras determinar que sus acciones violaban las condiciones de servicio de dicho sitio al participar en actividades ilegales. Recientemente, el primer ministro de Ontario, Doug Ford, calificó la protesta de ocupación.

En respuesta, Paxton tuiteó: “Texanos patriotas donaron a la causa noble de los camioneros canadienses”. Por su parte, el senador republicano Ted Cruz declaró a la cadena Fox News que “el gobierno no tiene derecho a obligarte a cumplir sus mandatos arbitrarios”.

El ministro de Seguridad Pública canadiense, Marco Mendicino, respondió: “Ciertamente no es de la incumbencia del secretario de Justicia de Texas la manera en que nosotros en Canadá llevamos nuestra vida diaria en consonancia con el estado de derecho”.

“Necesitamos estar atentos a una posible interferencia extranjera… Cualesquiera que hayan sido las declaraciones que pudiera haber hecho algún funcionario extranjero no tienen importancia. Somos canadienses. Tenemos nuestras propias leyes. Las seguiremos”, subrayó Mendicino.