Biden presentará ambicioso plan de infraestructura para EEUU

El presidente estadounidense Joe Biden quiere 2 billones de dólares para reconstruir la infraestructura del país y espera que las corporaciones paguen por el proyecto.

Biden viajará a Pittsburgh el miércoles por la tarde para promover su plan, el cual podría estar a la escala del Nuevo Acuerdo y la Gran Sociedad que dieron forma al país en el siglo XX.

Funcionarios de la Casa Blanca dicen que el gasto a lo largo de ocho años generará millones de empleos mientras el país se aleja de los combustibles fósiles y combatirá los peligros del cambio climático. Es además un esfuerzo para competir contra la tecnología y los gastos púbicos en China, la segunda mayor economía del mundo y que rápidamente se acerca a la posición dominante de Estados Unidos.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el plan es “invertir en Estados Unidos, no sólo modernizar nuestros caminos o ferrocarriles o puentes, sino construir una infraestructura para el futuro”.

La decisión de Biden de hacer el anuncio en Pittsburgh tiene resonancia política y económica. No solamente ganó en Pittsburgh y sus alrededores en la elección presidencial, sino que lanzó su campaña ahí en 2019. La ciudad conocida por siderúrgicas que alimentaron el crecimiento industrial de la nación ha navegado firmemente hacia la tecnología y el sector de salud, atrayendo a graduados universitarios en una muestra de cómo cambia la economía.

Los proyectos de infraestructura del presidente demócrata serían financiados por impuestos más altos a las corporaciones, algo que pudiera encontrar una fuerte resistencia de la comunidad empresarial y dificultar cualquier intento para trabajar con los republicanos en el Congreso. Biden espera aprobar el plan para el verano, lo que significaría depender exclusivamente de las pequeñas mayorías demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado.