Asociación de editores cuestiona que el Minerd no imprima libros de texto nuevos

El presidente de la Asociación de Editores y Distribuidores de Libros de la República Dominicana (Asedili-RD), Juan Colón, atribuyó ayer la carencia de libros de texto actualizados en las escuelas públicas a falta de transparencia y a dejadez de las autoridades que, hasta la fecha, han dirigido el Ministerio de Educación (Minerd).

“Más allá de la dejadez que siempre ha implicado la administración del Estado, ni lo sabemos ni lo entendemos”, dijo al preguntarle si conoce por qué no se han impreso libros nuevos.

Colón, quien representa a una asociación con un año de constituida, y agrupa a 15 casas editoras, aseguró que antes que en 2013 se comenzara a destinar el 4 % del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación preuniversitaria, se mandaban a imprimir cada año “casi 14 millones de libros de texto”.

Aunque no tenía una cifra exacta para el período posterior al 2013, estima que, anualmente, no se han reimpreso más de 2 millones de unidades.

Recordó que el Ministerio evaluó 377 nuevos libros de texto, diseñados por distintas casas editoras, y 307 de estos fueron reevaluados por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), un segundo análisis que no apoya por un asunto de competencia legal.

“Las casas editoriales, prácticamente todas, elaboraron esos nuevos libros, y la Dirección de Currículo hizo una primera evaluación de esos libros, donde a la gran mayoría se les sugirieron algunas modificaciones, y trabajaron en esas modificaciones”, dijo Colón.

“Increíblemente –agregó–, a pesar de estos años que han pasado, no ha habido forma que esos libros lleguen a la escuela dominicana. No sabemos la razón, pero ahora se nos sorprende con un cuadernillo, que no está mal, pero el cuadernillo jamás debe sustituir el libro de texto”. Descartó que haya un trasfondo político detrás.

Para el presente año, aún no se ha convocado una licitación para imprimir libros de texto.

La última licitación que registra el Portal Transaccional de la Dirección General de Contrataciones Públicas fue en 2019. Correspondió a un proceso de excepción para la recontratación de libros de texto para el año escolar 2019-2020 del nivel secundario, por RD$595.7 millones. En esa licitación se imprimieron libros editados en 2004, 2005 y 2006.

En cambio, Unicef, que ha apoyado al Minerd en la publicación de los cuadernillos que se utilizan en las clases a distancia por la pandemia, tiene un llamado a licitación abierto hasta el 4 de abril próximo para contratar la impresión de cuadernillos y guías educativas.

“Unicef apoyará al Ministerio de Educación con la asistencia técnica necesaria para diseñar, editar e imprimir materiales al que puedan acceder todos los estudiantes del primer y segundo ciclo de enseñanza básica y del primer ciclo de enseñanza secundaria”, explica la entidad de las Naciones Unidas para precisar el objetivo de la contratación.

El Minerd aún no se ha referido al tema de la desactualización de los libros de texto. La presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Xiomara Guante, dijo la semana pasada a Diario Libre que favorece que los cuadernillos que se utilizan para las clases a distancia sean readaptados para la docencia presencial que se comenzará a retomar de forma paulatina desde el próximo 6 de abril.

“El cuadernillo en modo alguno no debe sustituir el libro de texto”, enfatizó Colón. “No entendemos que desde 2013 Educación haya cruzado los brazos y no tengamos libros de texto (nuevos)”.