Así analizó el general Cáceres el comportamiento en estrado del mayor Girón

El mayor general Adán Benoni Cáceres Silvestre describió el viernes cómo observó al mayor Raúl Alejandro Girón Jiménez describir los delitos que se le imputan a los señalados en la operación Coral y entre los que incluyó al exdirector del Cestur, general Juan Carlos Torres Robiou.

Según señaló Cáceres Silvestre, Girón se presentó como una persona que tiene una “distorsión” moral sobre los parámetros doctrinarios militares y de los conceptos de liderazgo que rigen las Fuerzas Armadas.

Cuestionó que si Girón decidió dedicarse a despropósitos aduciendo esta distorsión no puede alegar que todos los militares siguen esa conducta.

Cáceres Silvestre describió cómo vio reírse a Girón Jiménez a pesar que admitió haber cometido un acto indignante.

“Más bien cuando levantaba la voz era para acusar y vanagloriarse que fue parte de algo de lo que dijo sentirse importante. Una conducta narcisista que le gusta exhibir y ser centro de atención mientras desnuda toda la vacuencia que está exponiendo. Cómo es posible que se tome elementos tan cruciales para la vida de una nación, estar riéndose mientras describe algo tan peyorativo para él”, dijo.

A continuación el discurso de Cáceres:

“Yo soy un militar activo y eso me indigna y tengo que levantar mi voz para oponerme a ese criterio que el expuso, totalmente distanciado de la realidad. Eso está totalmente alejado de los parámetros doctrinarios militares y de los conceptos de liderazgo que rigen las Fuerzas Armadas.

Ningún militar está obligado por el mando y la jerarquía a obedecer una orden que contraponga los mandos éticos y morales. Eso no es cierto, nadie está obligado a hacer algo malo porque sea militar y no está obligado a matar porque alguien lo manda a matar.

Si él se acogió a hacer despropósitos aduciendo esta distorsión no puede alegar que todos los militares siguen esa conducta y no podía dejar levantar mi voz en este escenario para que quede constancia que las cosas no son así en las Fuerzas Armadas.

Nosotros sabemos que cuando se levantó él aquí había de decir algunos despropósitos, pero fue notorio la cantidad de veces que ese mayor se rió mientras hablaba. Es indignante que una persona que se decía estar arrepentida de lo que hizo lo haga entre risas y conductas que reflejan la falta de constricción de su espíritu. Más bien cuando levantaba la voz era para acusar y vanagloriarse que fue parte de algo de lo que dijo sentirse importante. Una conducta narcisista que le gusta exhibir y ser centro de atención mientras desnuda toda la vacuencia que está exponiendo. Cómo es posible que se tome elementos tan cruciales para la vida de una nación, estar riéndose mientras describe algo tan peyorativo para él.

Nosotros honorables magistrada, no solamente lo escuchamos reír de manera reiterativa, sino que si su señoría me permite la venia de reproducir un gesto que él asumió, lo vi recostarse sobre los triles de esta manera como si estuviera reposando frente a las aguas, como si estuviera reposando sobre este podio que merece dignidad. Como si estuviera sintiéndose tan cómodo para expresarse elementos tan cruciales en contra de su propio prestigio. Aun su lenguaje corporal, su lenguaje no verbal, su comunicación neurolingüística mostraba que era parte en lo que se sentía cómodo.

Nosotros honorable magistrada, y al observar estas cosas, que una persona asumiendo conductas de este tipo, intente ligarse de una manera con personas que nada tuvieron que ver con él. Porque fue reiterativo en decir que nuestra persona era un punto alcanzable en el espacio, cómo pretender involucrarnos a nosotros que él de manera directa nunca pudo constatar. Siempre que se refería a nosotros lo hacía a través de segunda y tercera personas, y cómo pretende decir que sabía que allí se lavaba dinero y decía que el coronel Núñez de Aza lavaba dinero mío, y luego decía que era yo que le leavaba a él porque él exponía que decía que era multimillonario desde antes de 2012, y cuando lo hacía. Decía que lo hacía de una red que llegaba a un punto que partía desde el año 2001, y que por transitividad lo que hacía el que estaba en el 2001, y el que estaba en el 2005 tenía que hacerlo. Entonces él no puede decir que con un director hacía algo, eso es válido para nosotros también.