Al Sisi promete castigar sin excepción a responsables de accidente en Egipto

El Cairo, 26 mar (EFE).- El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, prometió este viernes castigar ‘sin excepción’ a los responsables del accidente de trenes en el sur de Egipto que dejó al menos 32 muertos y casi un centenar de heridos, y que habría sido causado por ‘personas desconocidas’ que activaron el freno de emergencia.

‘Recibirá un castigo disuasorio todo aquel que sea responsable de este accidente doloroso, ya sea por negligencia o por corrupción, sin excepción ni demora’, afirmó el presidente en su cuenta de Twitter.

Asimismo, ordenó a las autoridades competentes que ‘tomen todas las medidas necesarias y den la compensación adecuada a las familias de los muertos y heridos’.

Al Sisi indicó que sigue de cerca los desarrollos del suceso, mientras que el primer ministro, Mustafa Madbuli, se ha dirigido a la provincia sureña de Sohag, donde tuvo lugar el accidente, que deja un saldo de 32 muertos y 91 heridos, según el último cómputo del Ministerio de Salud egipcio.

El accidente tuvo lugar a las 11.42 hora local (09.42 GMT) cuando el tren 2011 Asuán – El Cairo rebasó el semáforo 709 y chocó contra la parte trasera del último vagón del tren 157 Luxor – Alejandría, que estaba parado en la vía después de que fueran activados los frenos de emergencia, informó la Autoridad de Ferrocarriles egipcia.

El impacto, que tuvo lugar entre las estaciones de Al Maragha y Tahta, provocó además que se volcaran los dos últimos vagones del tren 157, apuntó la fuente en un comunicado.

La Fiscalía Administrativa ordenó el inicio de ‘una investigación urgente’ sobre el accidente ferroviario, informó la agencia de noticias oficial egipcia, MENA.

El 27 de febrero de 2019 murieron 22 personas y al menos 40 resultaron heridas en la estación central de El Cairo, después de que un conductor abandonara su locomotora, que ganó velocidad y acabó chocando contra una barrera de hormigón situada al final de la vía del tren, atropellando a los viajeros.

Después de esa tragedia, el entonces ministro de Transporte, Hisham Arafat, presentó su dimisión y fue sustituido por un militar, el general Kamel al Wazir, que contó con el apoyo de Al Sisi. El presidente prometió entonces un plan para mejorar los ferrocarriles, con la compra de nuevos trenes y vagones además de la utilización de un sistema automatizado. EFE